Internacional

La primera ministra de Finlandia estalla tras la filtración de sus vídeos en una fiesta con amigos

Sanna Marin atiende a los medios finlandeses. Europa Press

Sanna Marin, primera ministra de Finlandia, ha lamentado la filtración de los vídeos en los que aparece bailando en una fiesta privada. Marin ha tenido que defenderse tras las acusaciones que insinuaban la presencia de drogas en el evento.

«No he consumido ninguna droga, así que no tengo problemas para hacerme una prueba de drogas», ha respondido la representante socialdemócrata de 36 años a algunos miembros de la oposición que han pedido una confirmación tras la viralización de las imágenes. Estas acusaciones surgieron al escuchar a uno de los presentes gritar: «Raya de harina!».

«Los vídeos son privados, fueron grabados en lugares privados», ha explicado la primera ministra, consciente en todo momento de que estaba siendo grabada. «Pasé una noche con amigos, en la que se consumió alcohol, pero en la que no consumí drogas ni presencié el uso de drogas por parte de nadie». «He bailado, cantado y salido de fiesta y he hecho cosas perfectamente legales», afirma, según el periódico Hufvudstadsbladet.

Entre los amigos con los que celebraba en una casa se encontraban un diputado de su mismo partido, un influencer finlandés, una cantante, y dos presentadores de televisión.

El vídeo, del que no se conoce la fuente que lo sacó a la luz y cuya filtración ha publicado el diario ‘Iltalethi’, viene en un momento delicado para la política finlandesa, en medio del proceso de entrada en la OTAN, un paso que requiere un nivel de consenso muy alto y generalizado por las consecuencias que puede acarrear.

Tras la publicación de las imágenes en redes sociales, el diputado del Partido del Centro, Mikko Karna, socio de la coalición de Marin, tuiteó que sería «inteligente» que Marin se sometiera voluntariamente a una prueba de detección de drogas.

Desde su partido, el líder Antti Lindtman ha garantizado en una rueda de prensa que la primera ministra cuenta con el apoyo de su grupo. «No veo mucho problema con que baile con amigos en un evento privado», ha justificado. En cuanto a una posible prueba de drogas, deja en manos de Marin la decisión de evaluarlo.

Sanna Marin fue elegida primera ministra en 2019, siendo la más joven de la historia de Finlandia en alcanzar tal responsabilidad. En su defensa, ha reivindicado que pasar su tiempo libre con amigos igual que otras personas de su edad no tiene nada de malo. 

«Espero que se acepte. Vivimos en una democracia y en las elecciones todo el mundo puede decidir estas cuestiones», ha afirmado en declaraciones al medio YLE.

Te puede interesar

Comentar ()