Europa | Internacional

El presidente Zelenski, por sorpresa en Jersón: "Estamos en el principio del fin"

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, en Jersón

El presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, (4 izda) en su visita a Jersón este lunes. EFE

Por sorpresa el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, ha visitado este lunes Jersón, la ciudad que las tropas leales a Kiev acaban de recuperar a los rusos. «Estamos en el principio del fin», ha declarado Zelenski, que ha felicitado a los soldados que liberaron la capital de la región del mismo nombre el pasado viernes.

«Estamos avanzando. Estamos listos para la paz, una paz para todo el país», ha dicho a las tropas en formación ante el principal edificio administrativo del país. Fue justo ahí donde se concentraron muchos ciudadanos de Jersón y colocaron la bandera de Ucrania junto a la enseña de la Unión Europea, incluso antes de que las tropas llegaran al centro de la ciudad.

Los festejos en la ciudad confirman que el referéndum organizado por la Federación Rusa, con un 87% de apoyo a la anexión, fue una farsa orquestada por el Kremlin. Los ciudadanos habían guardado las banderas hasta debajo de los adoquines con la esperanza de que la ciudad fuera liberada, como así ha sido.

La ofensiva de las tropas ucranianas en la región de Jersón, paradójicamente recién anexionada a la Federación Rusa en un referéndum farsa, ha forzado a los rusos a retirarse de la única capital regional que habían conquistado desde la invasión el pasado 24 de febrero. Ahora las tropas rusas se encuentran en la orilla oriental del Dniéper, y van a utilizar el río como parapeto.

El alto mando militar ruso escenificó esta medida como si se tratara de una gran argucia táctica. El comandante Serguei Surovikin, jefe del alto mando ruso en Ucrania, anticipó que habría que tomar «decisiones difíciles» y le explicó la situación el 9 de noviembre al ministro ruso de Defensa, Serguei Shoigu, que dio la orden de salir de la parte occidental del Dniéper, una operación muy compleja desde el punto de vista militar. En esa reunión no se vio al líder ruso, Vladimir Putin, que al contrario que Zelenski apenas aparece en público.

En Jersón, que ha permitido a los ucranianos hacerse con una victoria clave en su ofensiva contra los ocupantes rusos, Zelenski ha agradecido a la OTAN y otros aliados su apoyo en la guerra. Ha reconocido que la entrega de los lanzamisiles HIMARS de Estados Unidos ha marcado una gran diferencia en favor del gobierno de Kiev. Zelenski también ha destacado que los rusos han cometido atrocidades en Jersón, que serán investigadas, y han dejado a la ciudad sin agua ni electricidad.

Negociar o no negociar

Mientras tanto, crecen las especulaciones sobre si sería el momento adecuado para que Kiev y Moscú volvieran a la mesa de negociaciones. En Estados Unidos hay discrepancias entre el jefe del Estado Mayor conjunto, Mark Milley, que ve el momento apropiado para que Ucrania consiga lo máximo posible, y el presidente Joe Biden, y asesores como Jake Sullivan, que lo ven prematuro.

El Alto Representante para la Política Exterior y de Seguridad de la UE, Josep Borrell, ha dicho este lunes que es «Ucrania quien decidirá qué hacer. Nuestro deber es apoyar a Ucrania». Los ministros de Exteriores mantienen este lunes una cumbre en Bruselas para abordar la situación en Ucrania y en Irán.

¿Qué quiere decir entonces Zelenski al referirse a que la paz está al alcance de los ucranianos? «Ucrania está buscando una paz sostenible, lo que significa la liberación de todo el país. Cualquier tipo de alto el fuego temporal ahora no traería una paz sostenible, solo dará tiempo a Rusia para reforzar militarmente, entrenar a su mano de obra recién movilizada, reponer las existencias con armas y municiones iraníes y norcoreanas, y atacar de nuevo con mucha más fuerza», señala Olena Halushka, cofundadora del Centro Internacional para la Victoria de Ucrania. «Ya hemos sido testigos de esto después de los acuerdos de Minsk en 2015, que no impidieron el genocidio de hoy. Además, ese alto el fuego no impediría las atrocidades que los ucranianos están viviendo en los territorios ocupados, incluyendo los asesinatos, las violaciones, las torturas o las deportaciones». La victoria traerá la paz.

Te puede interesar

Comentar ()