Europa | Internacional

España se queda atrás en el Plan Leopard que impulsa Polonia para Ucrania

La ministra de Defensa, Margarita Robles, no asiste este viernes al encuentro en Ramstein donde se decide su puesta en marcha

La ministra de Defensa, Margarita Robles, junto al embajador ucraniano en Torrejón de Ardoz

La ministra de Defensa, Margarita Robles (i), y el embajador de Ucrania, Serhii Pohoreltsev (d), en Torrejón. EFE

Polonia está en vanguardia. Es el país que más está presionando para que Ucrania reciba los Leopard 2A4 que considera imprescindibles en la nueva fase de la guerra que inició Rusia hace casi 11 meses. Alemania ha de dar su visto bueno a la reexportación de este carro de combate de primera línea, aunque Varsovia dice que seguirá adelante haga lo que haga Berlín. Por el contrario, España se queda atrás, y ni siquiera la ministra de Defensa, Margarita Robles, acude este viernes a la reunión del Grupo de Contacto para Ucrania, en Ramstein, en la que Polonia busca dar luz verde al Plan Leopard.

El ministro lituano de Defensa, Arvydas Anušauskas, ha dicho este jueves que varios países anunciarán su disponibilidad a unirse a esta coalición internacional. «Es seguro que habrá varios países que anunciarán que darán Leopard 2 a Ucrania. Llegaremos a unos cientos», dijo el ministro lituano con optimismo, según informa The Guardian. Unos nueve países de la OTAN ya han ofrecido armamento pesado a Ucrania.

El encuentro de los 40 países del Grupo de Contacto sobre Ucrania estará encabezado por el secretario de Defensa estadounidense, Lloyd Austin, que este jueves se ha visto con el nuevo titular de Defensa alemán, Boris Pistorius, que sustituye en el cargo a Christine Lambrecht, muy debilitada tras una serie de meteduras de pata. También asiste el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg y el ministro ucraniano de Defensa, Oleksi Reznikov.

Stoltenberg ha pedido «más armas pesadas y modernas» para Ucrania, desde su intervención en el Foro de Davos. Justo en Davos, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, dijo que el envío de Leopard 2 «no» estaba «sobre la mesa».

De esta forma, España se desmarca de otros aliados como el Reino Unido que ha prometido 14 Challenger 2, un carro de combate de primera línea, y de esa coalición que abanderan Polonia y los Bálticos. A ellos se suman Finlandia y Dinamarca. A su vez, Francia ha ofrecido AMX-10RC (no son carros de combate de primera línea pero es un avance) y EEUU medio centenar de Bradley.

Más llamativo incluso es que EEUU estudie enviar bombas guiadas GLDSB, de un alcance de 150 km. Los Abrams de EEUU son más caros de mantener que los Leopard 2 alemanes. Y no parece que formen parte de próximas partidas. Washington ya dio luz verde a los Patriot, un sistema de defensa antiaérea muy demandado por Ucrania. Están preparándose en EEUU para saber manejarlo.

En la retaguardia

España, de esta forma, se desmarca de la línea seguida por otros aliados. Francia ya ha puesto a disposición de Ucrania un número indeterminado de AMX-10 RC, mientras que Estados Unidos entregará medio centenar de Bradley. A esto hay que sumar la quincena de Challenger 2que ha prometido Reino Unido.

En representación de España asistirá a Ramstein el director general de Política de Defensa, el teniente general Fernando López del Pozo, y el jefe del Estado Mayor Conjunto de la Defensa, el teniente general Fernando García González-Valerio. La ministra de Defensa asistirá a la próxima cumbre de la OTAN, que se celebra el 15 y 16 de febrero.

La ministra Margarita Robles tiene previsto visitar a los militares ucranianos que reciben entrenamiento en la Academia de Infantería de Toledo. El compromiso de España es formar a unos 400 militares en rotaciones cada dos meses. El 13 de enero ha llegado la segunda tanda formada por más de 200 efectivos. En 2022 recibieron instrucción en el Toledo Training Coordination Centre otros 110.

España dijo en mayo que iba a ofrecer unos 40 Leopard 2A4 a Ucrania. Pertenecían a una partida de 108 tanques que llegaron al Ejército de Tierra en 1998, que primero se adquirieron en concepto de leasing a Alemania y luego compra. Pero a principios de agosto la ministra Robles tuvo que reconocer que esos Leopard 2A4, almacenados en Zaragoza, se habían quedado obsoletos. «No los podemos dar porque serían un riesgo para las personas», dijo Robles. De aquella partida de Leopard 2A4 habría unos 26 en Ceuta y Melilla. Costaron 15,1 millones de euros en 2006.

Más modernos son los 239 Leopard 2E en diferentes versiones, que el Ministerio de Defensa contrató con Krauss-Maffei-Wegmann, la empresa fabricante. Son 219 Leopard 2E, 16 Leopard 2ER de recuperación y 4 Leopard 2E carros escuela. Se adaptaron en Alcalá de Guadaira, Sevilla.

El material de primera línea está en la península: en concreto, en la Brigada Extremadura XI, con acuartelamiento en General Menacho de Bótoa; la Brigada Guzmán el Bueno X, con base en Cerro Muriano, Córdoba; la Brigada Guadarrama XII, con base en El Goloso, Madrid, y El Empecinado, Valladolid, y la Brigada Aragón I, en San Jorge (Zaragoza). Tendrían que ceder sus Leopard 2E, cuando ya no se fabrican y no hay plan para sustituirlos.

¿A qué unidades le decimos que sacrifique su material? No hay plan para sustituirlos»

jesús m. pérez triana, analista militar

«España tiene un ejército en crisis. El ciudadano español no es consciente. ¿A qué unidades le decimos que sacrifiquen su material? No hay plan para sustituirlos. Los carros de combate españoles son un modelo específico. Es una adaptación del Leopard 2A5 alemán. Tendría que abrirse una línea de producción. No está en el mercado», señala Jesús M. Pérez Triana, analista militar y autor de GuerrasPosmodernas.com. «Sería desnudar a un santo para vestir otro».

Según el teniente general, Francisco Gan Pampols, «estos sistemas de armas son considerados críticos para la defensa nacional y no se puedo considerar su entrega a terceros sopena de quedar en una situación de vulnerabilidad».

Triana apunta que el caso de Polonia es muy diferente. En primer lugar, cuando Alemania, que llegó a contar con más de 2.000 unidades se deshizo de sus Leopard en la posguerra fría, Polonia fue uno de los destinos. Ahora precisamente están modernizando su material y han adquirido 366 carros de combate de EEUU Abrams M1A1 y a un millar de K-2 Black Panther a Corea del Sur. Polonia ya ha dado 250 T-52 de fabricación soviética a Ucrania y cuenta con entregar más de una decena de Leopard 2 en su mejor versión.

En todo caso, como dice Félix Arteaga, investigador principal del Real Instituo Elcano, «en último término depende de una decisión política con repercusiones: supone entregar material a un país en guerra. Y hay que tener en cuenta el impacto en la operatividad de los que ceden ese armamento».

Apelamos a que suministren a Ucrania carros de combate por el bien de millones de ucranianos que seguirán en peligro mortal de agresión, si no los recibimos a tiempo»

Kuleba y oleznikov, ministros ucranianos

España comenzó en marzo dando a Ucrania 1.300 lanzagranadas C90, además de ametralladoras ligeras y munición, según ha publicado Infodefensa. El 24 de agosto, justo el día de la independencia de Ucrania, se informó de la entrega de combustible, vestuario y equipamiento para el invierno, junto a material sanitario, más artillería y vehículos TOA y un sistema de defensa antiaérea Aspide. A su vez, han llegado a Ucrania cuatro lanzadores Hawk. Se han facilitado generadores y al menos 30 ambulancias. España está promoviendo el programa de entrenamiento en Toledo.

Los miembros del gobierno de Ucrania insisten ante España y el resto de países occidentales que cuentan con Leopard 2 que se los hagan llegar «por el bien de sus ciudadanos». El ministro ucraniano de Exteriores, Dmytro Kuleba, y el de Defensa, Oleksi Reznikov, han lanzado este llamamiento en un comunicado, dirigido a quienes se verán en Ramstein: «Apelamos a todos esos países que poseen capacidades apropiadas para unirse a la iniciativa de establecer una coalición internacional para suministrar carros de combate a Ucrania y hacer sus contribuciones a esta causa». Han subrayado la importancia de «tomar esta medida por el bien de millones de ciudadanos ucranianos que seguirán en peligro mortal ante la agresión de un Estado terrorista, si Ucrania no recibe los refuerzos necesarios en el momento oportuno».

Te puede interesar

Comentar ()