Internacional

Las familias de los rehenes de Hamás convocan un escrache frente a la residencia de Netanyahu: "No quedan días de gracia"

Manifestación de familiares de rehenes en Tel Aviv EFE

A los familiares de los rehenes de Hamás se les ha agotado la paciencia con el Gobierno israelí. "Sus días de gracia han terminado. Vivimos en una ruleta rusa. El tiempo de los rehenes se ha acabado", ha lanzado la asociación que reúne a las familias de los 136 personas que permanecen en manos de Hamás en la Franja de Gaza. A última hora de este viernes, decenas de familiares se han dirigido a la residencia de Netanyahu, en la localidad costera de Cesarea.

"Rogamos durante 105 días, ahora exigimos: ¡Detengan la ejecución de los rehenes!", han clamado los parientes de los secuestrados. "En una escalada tras 105 días pidiendo ayuda para su liberación, las familias de los rehenes se están reuniendo frente a la residencia del primer ministro Benjamín Netanyahu en Cesarea. Permanecerán allí durante la noche con un mensaje claro para el premier: muestre su verdadero liderazgo y tomes medidas audaces necesarias para avanzar en un acuerdo; no se trata de liberar prisioneros, se trata de salvar vidas", señala la asociación de familiares en un comunicado.

Se estima que al menos 27 de ellos estarían muertos, pero sus cuerpos siguen en Gaza. "Convocad un comité internacional que conduzca a un acuerdo inmediato para liberar a todos los rehenes", exige en un comunicado dirigido a los miembros del gabinete de guerra israelí. el Foro de Familias de Rehenes y Desaparecidos.

Los familiares han redoblado sus acciones en la última semana. Una delegación se reunió con ejecutivos y el secretario general de la ONU en los márgenes del Foro de Davos y a última hora de este jueves cortaron una de las principales carreteras de Tel Aviv en protesta por una estrategia que consideran errada.

Los parientes de quienes siguen en Gaza insisten en que "han pasado 104 días desde que los rehenes fueron llevados a las profundidades de los oscuros túneles de Hamás". "Se acabó el tiempo de las excusas. Exigimos que el gobierno inicie, junto con Estados Unidos, un comité internacional para formular un acuerdo inmediato para liberar a los rehenes. Cada retraso en el acuerdo cuesta la vida de otro rehén", explica el foro.

Objetivos incumplidos

Las familias subrayan que ninguna de las promesas de Netanyahu se ha cumplido: ni se ha liquidado o destruido el organigrama de Hamás en Gaza ni se han producido misiones de rescate de rehenes exitosas. "Estamos aquí porque ha ocurrido lo imposible. Se nos ha acabado el tiempo. Todas las familias tienen la puerta abierta y la luz encendida pensando que pueden recibir noticias trágicas. Prometió liberar a los rehenes paralelamente al colapso de Hamás, resulta que ni lo uno ni lo otro está ocurriendo. Hamás sigue firme en Gaza y nos pone condiciones. Los rehenes permanecen en Gaza", denuncia Daniel Elgart. Su hermano Itzik Elgart sigue secuestrado en Gaza.

En la rueda de prensa en la que Netanyahu volvió a mostrar su rechazo a la creación de un Estado palestino, el primer ministro defendió su estrategia basada en una severa operación militar para liberar a los secuestrado. Subrayó que la vía militar era la adecuada para forzar a las milicias palestinas a poner en libertad a los cautivos, y alegó que un alto el fuego sin destruir a Hamás perjudicaría la seguridad de Israel y enviaría "un mensaje de debilidad" a los enemigos del país.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar