Con la propuesta de ayer de Inés Arrimadas a Pedro Sánchez, que nadie esperaba tan clara y contundente pero que se apuntaba desde hace días porque varios dirigentes del partido naranja llevaban tiempo insistiendo en la necesidad de que el presidente del Gobierno en funciones optara por una vía distinta a la que le tiene amarrado hoy a unas humillantes e inaceptables negociaciones con ERC, la líder de Ciudadanos ha colocado a Sánchez ante una incómoda posición.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate