El antiguo Casino de Monte Picayo vio salir una noche de 1995 a un duende vestido de mujer, zigzagueante y tocado de muerte. Lola Flores, actriz en 35 películas, solamente tuvo tiempo de ir y volver de Portugal a cumplir su último contrato como Faraona. Después nos dejó (16 de mayo) tan huérfanos y sorprendidos como ella cuando perdió en directo el pendiente en el Florida Park.

El poderío gitano en la Música española se remonta hasta donde alcance la Historia. Actor en seis películas, sobrino, hijo y número uno, Antonio Carmona (21 de mayo) vio hace poco su vida peligrar tras una enfermedad. Eso hizo que dijera aquello de “¿volvemos?” al resto de Ketama. Lo hicieron. Y es que cuando no estás ya es tarde.

Tarde para evitar que el humo tóxico del 11-S matara (17 de mayo de 2011) con un terrible desfase de casi diez años a la diva de la música disco LaDonna Adrian Gaines, más conocida como Donna Summer. La voz del “último baile” (Last Dance) de la película Por fin es viernes siempre será la suya.

Cumplen años esta semana otras dos voces de mujer que han llenado pistas de baile durante décadas y que rechazaron papeles históricos en el cine. Una, Janet Jackson (16 de mayo de 1966), además de conseguir ser madre con 50 años, también tiene en su palmarés haber dejado hace mucho de ser siempre “la hermana de” Michael. Sobre todo después de que su pezón asomase parcialmente cubierto en el descanso de la Super Bowl de 2007. Aquella noche se convirtió en la persona más buscada de la Historia de Internet. Ah, y rechazó estar en The Matrix por una gira.

Y la otra, nacida Cherilyn Sarkisian, pasó por varios nombres absurdos por la gracia de su entonces marido antes de hacerse llamar Cher (20 de mayo de 1946). Iba a ser Thelma Dickinson en Thelma & Louise, pero prefirió su película Sirenas. Todavía es indispensable en cualquier fiesta “Shoop Shoop song”. Además de tener una muñeca Barbie, se convirtió en la única artista en tener un número uno en USA en seis décadas seguidas.

El poderío gitano en la Música española se remonta hasta donde alcance la Historia

Para ranking, el del décimo guitarrista más importante de la Historia de la Música según Rolling Stone. Artífice de cintas revolucionarias como Tommy o Quadrophenia, Pete Townshend (19 de mayo de 1945) era el líder de la banda The Who. Tanto volumen soportó en tantos conciertos que se convirtió oficialmente en medio sordo. Su padre, saxofonista de la Royal Air Force, no le enseñó a cuidarse los tímpanos en una época sin amplificadores.

El ejército inglés también tuvo su papel en la vida del hombre que compuso la canción Nothing’s Gonna Stop Us Now de la película Maniquí. Albert Hammond (18 de mayo de 1944), hijo de militar británico, se crió en Gibraltar. Y de ahí saltó al circo Price con los modernos españoles de los sesenta, como Fernando Arbex (18 de mayo de 1941). El batería de Los Brincos, por cierto, ha conseguido más de 50 discos de oro, con temas compuestos para músicos como Miguel Ríos, Miguel Bosé, Harry Belafonte, Camilo Sexto o Nana Mouskouri. Y también puso música a las mejores películas de Marisol.

No era militar, pero sí fue Oficial del Imperio Británico Joe Cocker (20 de mayo de 1944). Se hizo famoso por una epilepsia autoinducida sobre el escenario de Woodstock. Su versión del tema de Beatles With a little help from my friends recibió la bendición de los de Liverpool y quedó para siempre en la película de los hechos. Su voz impregnó de fuerza y elegancia las bandas sonoras de cintas de VHS de nuestra vida como Oficial y Caballero (Up where we belong) y la famosa escena de Kim Basinger en 9 semanas y media (You can leave your hat on).

Otra banda sonora, la de El señor de los anillos, incluye la voz de la tercera mujer más rica de Irlanda. Enya (17 de mayo de 1961) es ahora una misteriosa cantante que vive «confinada» hace años en un castillo con diez gatos.

Muy suyos, estos nacidos en mayo. Por más que Robbie Williams insistiera por carta a mano al líder de los Smiths, Morrissey (22 de mayo de 1959), jamás consiguió hacer con él un dúo. Tampoco dio el visto bueno a su “biopic”, un género ya casi convertido en musical. Cada una de todas estas vidas merecería una película.