Prisa, sociedad propietaria del diario El País y de la Cadena Ser, es una de esas sociedades en las que el dueño es difuso. Desde la muerte de Jesús Polanco (21 de julio de 2007) su familia fue perdiendo peso como accionista de referencia en el imperio mediático. La desastrosa operación de Sogecable llevó a la sociedad a endeudarse en 5.000 millones de euros (2008) y significó la puntilla para la familia del en otro tiempo conocido como Jesús del Gran Poder, fundador de Santillana, editora de libros de texto que estuvo en el origen de su fortuna.

Para poder acceder a este y otros contenidos debes de ser suscriptor.

Opciones de suscripción

¿Todavía no estás seguro? Consulta aquí todas las ventajas de suscribirte a El Independiente.

¿Ya eres usuario Premium?

Identifícate