El sector de los supermercados vive un momento agitado. La irrupción de Amazon en esta industria ha generado tensiones entre los principales actores del mercado, que temen que un competidor con las capacidades de Amazon ponga en riesgo las rentabilidades.

Para el grupo español de supermercados Dia, en cambio, la noticia ha pasado sin demasiado impacto. Los expertos creen que por su área de negocio y su propuesta de valor, el grupo dirigido por Ricardo Currás no se encuentra entre los principales amenazados por los planes del gigante tecnológico estadounidense.

De hecho, los acuerdos que mantienen ambas compañías sitúan a Dia en una buena posición para sacar provecho de los intentos de Amazon de profundizar en el mercado de la distribución de alimentos.

Con independencia de todo esto, Dia ha estado centrado en los últimos días en la presentación de sus planes y perspectivas a inversores y analistas. Durante estas jornadas, el grupo español puso especial énfasis en la necesidad de mejorar la experiencia de sus clientes.

Dia está desplazando su estrategia desde los precios a la experiencia del cliente

Durante años, para la cadena de supermercados exfilial de Carrefour el precio ha sido la pata fundamental de su estrategia de crecimiento, un enfoque que ha resultado exitoso en un entorno de dificultades económicas en sus principales mercados (España, Brasil, Argentina).

Sin embargo, la dirección de Dia considera que ha llegado el momento de ofrecer algo más a su clientela. Así, en Citi observan que durante la jornada, la compañía hizo «hincapié en que los aspectos no relativos al precio, tales como la gama y la disponibilidad de productos son también esenciales para la construcción de la lealtad».

Esta estrategia, por lo general, ha recibido el apoyo de los expertos. «En nuestra opinión, la administración está siguiendo la estrategia correcta, en un contexto en el que el panorama competitivo se está desplazando desde el precio a mejorar la experiencia de compra para los clientes», comentan en Alantra.

Según explica esta firma, el objetivo de la dirección de Dia es «mejorar el valor al cliente a través de tiendas mejoradas y una oferta extendida, y el modelo de logística se está adaptando rápidamente a las necesidades de los clientes».

Entre las palancas con las que el grupo español pretende conquistar a sus clientes se encuentra una mayor digitalización de sus servicios. La compañía pretende alcanzar los 120 millones de euros en ventas a través de los canales online en 2020.

Dia pretende alcanzar los 120 millones de euros en ventas online en 2020

Los analistas de Citi valoran de forma favorable la estrategia digital de Dia, destacando entre otras cuestiones el lanzamiento de una aplicación para su programa de fidelidad ClubDia, con un millón de descargas entre sus seis millones de miembros.

Sin embargo, no todas las firmas ven estos planes con idéntico optimismo. Desde Bankinter resaltan, por ejemplo, que «el objetivo de convertirse en el mejor distribuidor por internet es difícil, considerando la competencia en el comercio online».

En cualquier caso, no es éste el principal problema que ven en el banco español en el horizonte de Dia. Más importante resultan sus dudas sobre la capacidad del grupo de supermercados de cumplir con sus objetivos de ventas y flujos de caja, tras un débil inicio de año.

Por todo esto, y después de que Dia haya remontado en bolsa un 17,6% desde inicios de año, observan, «el binomio riesgo-rentabilidad empieza a no ser tan atractivo, sobre todo considerando la incertidumbre sobre los potenciales efectos disruptivos que el e-commerce plantea para el sector».

Y es que más allá de lo que haga Amazon, el mundo digital abre una nueva dimensión para el negocio de los supermercados. Y Dia tiene un gran reto por delante para llegar a ella en buena posición.