El líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha mostrado su visión de la batalla interna de los socialistas, con dos bandos enfrentados, y ha admitido que el entendimiento se dificultaría en el caso de que Susana Díaz se presentara a las primarias del 23 de octubre y fuera nombrada secretaria general del PSOE.

Denuncia la «escasa voluntad» en la dirección del partido de llegar a un acuerdo de gobierno de coalición

«En política hay que estar dispuesto a negociar hasta con Lucifer», ha señalado Iglesias, que ha admitido que ahora «corresponde» el diálogo con Pedro Sánchez, pese a que «no ha habido mucho de eso en lo últimos tiempos», ha lamentado. En este sentido, también denunciaba la «escasa voluntad» de la dirección del partido de llegar a una de las aspiraciones de Podemos: alcanzar un acuerdo de gobierno en coalición.

Respecto a la situación del PSOE se ha referido a dos bandos: «El que quiere hacer presidente a Mariano Rajoy y el que quiere nuevas elecciones», ha declarado, para explicar que una «propuesta el 23 de octubre no dejaría tiempo a una difícil negociación de gobierno y sus correspondientes consultas a las bases».

Al ser preguntado sobre las aspiraciones de la presidenta andaluza, Susana Díaz, el secretario general de Podemos ha insistido en que «en política es obligado aceptar al interlocutor que otras fuerzas elijan» y que, en caso de que fuera elegida secretaria general del PSOE se verían «obligados a sentarnos» para tratar de entenderse. «¿Creo que el entendimiento político será fácil? Yo creo que no», ha apuntado para asegurar, «como ha sugerido Pedro Sánchez», que la líder andaluza «parece que está en el bando de darle el Gobierno de España a Rajoy».