El grupo parlamentario del PSOE apuesta por la abstención. Ésa ha sido la postura de la mayoría de los diputados que han intervenido durante durante las tres horas y media que ha durado su reunión. La necesidad de buscar la unidad y evitar terceras elecciones ha sido «unánime» dentro de las 26 intervenciones registradas, según fuentes de la gestora presentes en el encuentro.

Los diputados cumplen con el mandato de sus agrupaciones de evitar nuevas elecciones

Las fuentes señalan que los diputados, muchos de ellos pertenecientes a ejecutivas locales y regionales, acuden con el mandato de sus agrupaciones de intentar evitar unas terceras elecciones. Muchos alcaldes socialistas han visto cómo su partido perdió los comicios del 26-J en localidades donde gobiernan, como ocurrió en la comunidad andaluza. Por ese motivo, numerosos alcaldes, presidentes de diputaciones y de comunidades como Susana Díaz se niegan a repetir elecciones y a volver a perder en sus circunscripciones frente al PP.

No obstante, tal y como ha confirmado este martes Javier Fernández, presidente de la comisión que dirige el PSOE, la postura oficial la tomará un Comité Federal, máximo órgano del partido entre congresos. Se baraja el 22 de octubre, fecha que Pedro Sánchez había elegido para las primarias, para la reunión del Comité.

La ausencia de Pedro Sánchez

Esa unanimidad se produce por el silencio de los diputados leales a Pedro Sánchez. Todos ellos han optado por no pronunciarse, dentro de la estrategia de los ‘pedristas’ de esperar a que el sector crítico que ha tomado el partido se desenmascare y defienda claramente su abstención en la investidura de Mariano Rajoy. De hecho, el propio ex secretario general ha optado por no acudir al pleno del Congreso, dado que carece de despacho y de escaño, lo que le dejaba en un limbo institucional que ha preferido evitar.

Finalmente, Sánchez se sentará en la cuarta fila de la bancada socialista, ya que Eduardo Madina ha renunciado a ocupar ese escaño, como se había decidido, para que el ex secretario general se sentara en la quinta fila. Sí ha acudido a última hora el ex secretario de Organización, César Luena, que ha hecho un llamamiento a la militancia para que no se dé de baja del partido. «Aprovecho para pedir calma y serenidad a los militantes. Que sigan en el partido. He escuchado que algunos se querían ir, en federaciones como la mía, y por eso les pido que sigan en el partido, porque lo que tenga que hacer el PSOE en el futuro o lo que vaya a ser va lo tienen que decidir ellos, por tanto que se queden». «El futuro del PSOE siempre lo van a decidir los militantes», ha insistido, antes de pedir perdón de forma colectiva a los afiliados.