José María Aznar vuelve a la carga contra Mariano Rajoy. Lo hace a través de la nota editorial del último número de Cuadernos de Pensamiento Político, una publicación trimestral donde FAES deja constancia de su posición sobre las cuestiones de actualidad política. En este caso habla del «extraño tiempo» que se vive en España, ayuno de reflexiones de fondo «sobre el camino que el país ha seguido hasta llegar al campo embarrado en que nos encontramos», y, para salir de él duda mucho que lo puede hacer lo que llama «un Gobierno por descarte».

Pendiente de una abstención del PSOE que le permita superar la investidura, Mariano Rajoy, según la reflexión de FAES, tendrá que tener algo más que votos y escaños, en definitiva, «un Gobierno por descarte no va a ser suficiente para abordar la agenda reformista que España tiene planteada».

Sin aludir a Rajoy directamente, señala la nota editorial que salir de ese campo embarrado «no sólo exigirá que la fuerza motriz que debe ser el Gobierno se pueda poner de nuevo en marcha, algo muy deseable y urgente, sino, también, lograr que la sociedad se reenganche de nuevo a su Gobierno, que el conjunto del país, sus instituciones y su opinión pública traccionen en lo fundamental en la misma dirección que aquel». Y por sí sola, una mayoría parlamentaria, «en ausencia de un proyecto político ampliamente compartido por el conjunto del territorio, no podrá asegurar un cambio significativo en la situación de fondo». Vaya, que Aznar no parecer tener muchas esperanzas puestas en las capacidades del próximo gobierno de Rajoy, si es que finalmente hay investidura.

Es cierto que el resto del texto se centra en analizar la situación del PSOE, en esencia para decir que no fue Pedro Sánchez el responsable de la situación actual sino que éste se ha limitado a llevar «hasta sus últimas consecuencias un modelo de partido, una doctrina, un comportamiento y un rendimiento electoral, que comenzaron a fraguarse, como poco, una década antes», en época de José Luis Rodríguez Zapatero.

El ex líder del PP reprocha al Gobierno que carezca de relato para explicar el próximo «ajuste presupuestario de magnitud»

Y lo que más teme Aznar -en un texto que redacta el secretario general del FAES, Javier Zarzalejos- es que con un país abocado a un «ajuste presupuestario de magnitud» el Gobierno que deberá acometerlo tiene «pendiente de construir» un relato con el que explicarlo.

El ex jefe del Ejecutivo, cuya época al frente del PP es el que se está juzgando en esta primera pieza de la Gürtel, «reaparecerá» mañana en la clausura de un curso del Instituto Atlántico, donde acaso haga alguna alusión a la situación política doméstica no así sobre Luis Bárcenas o Francisco Correa.