Un imputado en la pieza separada en la que se investiga la grabación y posterior difusión de una reunión entre policías y agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) en el marco del caso del pequeño Nicolás ha ratificado este miércoles ante el instructor que fue testigo de cómo uno de los integrantes de la comisión que hoy realiza las pesquisas por orden del juez para esclarecer los hechos presionó a Francisco Nicolás Gómez Iglesias,  instantes antes de prestar declaración ante el juez, para que confesara ante el magistrado quién había filtrado la cinta. «Dijo que él ya se encargaría de hablar con el fiscal», ha subrayado.

A preguntas de la defensa del comisario ya retirado e investigado también en la causa José Manuel Villarejo, el policía municipal Jorge González Hormigos -escolta en la farsa del viaje a Ribadeo (Lugo)- ha narrado el episodio vivido mientras Gómez Iglesias esperaba para entrar en la sala a declarar ante el instructor de la causa. González Hormigos ha contado que el inspector Eladio Rubén López rompió el hielo preguntándole al pequeño Nicolás por su participación en el programa de televisión Gran Hermano antes de manifestarle «abiertamente» que su defensa jurídica «no era buena».

Eladio Rubén López es, junto con el comisario Marcelino Martín-Blas, el mando que lidera la comisión judicial –el comando Marcelino– que investiga la grabación de la reunión mantenida entre funcionarios policiales y agentes del CNI el 20 de octubre de 2014 desde que el Juzgado de Instrucción 2 de Madrid acordó su creación el 21 de abril de 2015. Martín-Blas había sido destituido semanas antes como responsable de la Unidad de Asuntos Internos por asistir al encuentro bajo sospecha sin autorización.

El policía aconsejó al pequeño Nicolás declarar y que él se encargaría de «hablar con el fiscal»

«Insistentemente Rubén López le dijo a Nicolás que llegase a una conformidad y le decía que le dijese quién había hecho y filtrado lo de la grabación. Le decía que ellos sabían quién era, que era de los suyos y le dijo: ‘No me digas que es Eduardo Inda [director del diario digital OKdiario] porque los dos lo sabemos», se lee en el acta de su declaración de González Hormigos, a la que ha tenido acceso Elindependiente.com.

Según este relato, el inspector aconsejó al pequeño Nicolás que le dijera al juez «que quería hablar en privado y que él ya se encargaría de hablar con el fiscal». «[Añadió que] si no quería hacerlo ahora, que tenía su teléfono y le podía llamar y le recogía una comparecencia en comisaría y se lo pasaba al fiscal. Que no tuviera miedo a nada», ha proseguido.

González Hormigos no ha escatimado detalles. También ha asegurado que, cada vez que Gómez Iglesias se dirigía al baño, el inspector «le seguía» para insistirle sobre el tema. «Le dije a Fran que me parecía poco ético que la persona que le investigaba estuviera allí hablando» con ellos», ha recordado.

«Decía que lo que querían era limpiar la mierda suya», declara el imputado ante el instructor del caso

El imputado ha asegurado que el inspector Rubén López no llegó a pronunciar el nombre del responsable de la grabación de la reunión, pero «no le cabe duda» de que veladamente se estaba refiriendo al comisario Villarejo. Y llegó a esa conclusión porque el mando «hablaba de alguien del cuerpo» y pensó que «tenía que ser un cargo alto».

«Es evidente que existe una guerra policial», ha contestado a la defensa de Carlos Mier, el periodista que dio la exclusiva del pequeño Nicolás en el diario Información Sensible. Y añadió a preguntas de esta letrada: «Decía que lo que querían era solucionar lo suyo y limpiar la mierda suya».

El testimonio en sede judicial de González Hormigos, que ha pedido protección al juez al temer eventuales represalias por parte del mando policial al que ha hecho referencia en su declaración, arroja más dudas sobre la neutralidad de la comisión judicial que investiga los hechos por orden del magistrado Arturo Zamarriego. El fiscal del caso ha pedido en tres ocasiones que aparte a sus integrantes por manifiesta falta de «apariencia de imparcialidad», como también ha planteado en un escrito denuncia presentado el pasado 5 de septiembre el ex Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía Nacional Eugenio Pino. El instructor aún no se ha pronunciado.

Listado de llamadas

En calidad de testigo, también ha comparecido este miércoles ante el titular del Juzgado de Instrucción el tercer policía que participó en la reunión con el CNI que fue grabada y cuyo contenido fue difundido ilegalmente. Se trata del funcionario con carné profesional 77.764, compañero de Rubén López en Asuntos Internos hasta que éste se integró en la comisión judicial.

Este funcionario ha explicado que la finalidad de aquel encuentro era determinar si los documentos relativos al CNI intervenidos en los registros «eran o no de ellos» y ha asegurado que nunca escuchó decir que «se iban a fabrica o lavar pruebas de forma ilegal en relación» al pequeño Nicolás.

El agente ha dicho que «no tiene inconveniente» en que se comprueben las llamadas recibidas en los dos teléfonos móviles que portaba en la polémica reunión y ha indicado que aportó un listado con las llamadas realizadas desde su celular particular cuando trascendió la grabación, desconociendo si la comisión judicial le ha investigado su teléfono personal. También ha indicado que el comisario Marcelino Martín-Blas le preguntó en cierta ocasión si él había realizado la grabación de la reunión con los agentes de Inteligencia y que le dijo que no.