Los socialistas catalanes avalarán mayoritariamente el «no» a Rajoy en su Consejo Nacional, convencidos de que su electorado no entendería otra cosa. Pero acto seguido asumirán el coste de ese voto contrario a la postura acordada por el Comité Federal y buscarán rebajar la tensión con el PSOE. Así lo aseguran diversas fuentes del PSC tras confirmarse el esperado apoyo a la abstención del Grupo Socialista para favorecer la investidura de Mariano Rajoy.

El líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha pedido a la gestora del PSOE que la gestión que haga de la abstención a la investidura de Mariano Rajoy «sea sensible, inteligente y comprensiva» con la posición política del socialismo en Cataluña.

La Ejecutiva del PSC se reunirá este martes para analizar las opciones del socialismo catalán, pero todos dan por seguro el apoyo del Consejo Nacional del PSC -cuyos miembros todavía no han sido oficialmente convocados, aunque en reunión extraordinaria la convocatoria puede hacerse con un margen de una hora- a la no a la investidura. Y aparentemente nadie contempla en el PSC que esa discrepancia deba conducir a la ruptura entre ambos partidos.

«No queremos romper, pero queremos que nos entiendan por qué la situación política en Cataluña es diferente» advierte un consejero nacional, que recuerda además que el protocolo de relaciones acordado en congreso en 1978 solo podría romperse con el aval de los congresos extraordinarios tanto del PSC como del PSOE. Un proceso demasiado complejo para la situación actual de los socialistas.

«Desde el PSOE se nos ha hecho más grandes de lo que somos», dice un dirigente

Otro responsable lamenta que desde el PSOE «se nos haya hecho más grandes de lo que somos» al señalar al PSC como estandarte del no a Rajoy, cuando esta postura también es mayoritaria en federaciones como las de Baleares o el País Vasco.

En este contexto, el líder de los socialistas catalanes, Miquel Iceta, ha pedido a la gestora del PSOE que la gestión que haga de la abstención a la investidura de Mariano Rajoy «sea sensible, inteligente y comprensiva» con la posición política del socialismo en Cataluña. Iceta ha insistido también en pedir «compresión» para su partido y ha señalado que tras la decisión adoptada hoy por el PSOE el PSC «tomará la suya» en el Consejo Nacional del martes.