Ramón Espinar ha respondido a las últimas informaciones relacionadas la compraventa de la vivienda protegida por la que obtuvo 35.000 euros –20.000 euros restando los gastos adheridos-; un inmueble al que podría haber renunciado, según el presidente de la cooperativa Vitra, constructora de la vivienda. Espinar ha asegurado esta mañana que tanto la Comunidad como Vitra renunciaron a su derecho de tanteo al precio que él pagó, y ha definido su situación como la de «un joven que cometió un error, el de querer comprar una vivienda por encima de sus posibilidades, que después tuvo que vender».

Vendió el piso al precio máximo, «como por cierto hace todo el mundo», alega

El portavoz de Podemos ha citado un expediente en el que «la Comunidad de Madrid no ejerce su derecho de tanteo sobre la vivienda» al precio en que la compró, ha asegurado durante una rueda de prensa de presentación de la lista de Juntas Podemos, la candidatura considerada oficialista para las primarias de la Comunidad de Madrid. «Tenían derecho y no lo hicieron», ha mantenido. En ese documento, ha señalado, también se le habría autorizado a «vender el piso al precio máximo del módulo», algo que llevó a cabo -pese a que podría haberlo hecho por un precio más bajo-, pero que Espinar ha justificado alegando que lo hizo «como, por cierto, lo hace todo el mundo». A preguntas sobre la posibilidad de haber vendido el piso a un precio menor, ha zanjado asegurando que «también lo podía haber regalado».

Esta candidatura ha pisado callo en los pies de los poderosos», ha defendido

Espinar ha vuelto a defender la tesis de que se trata de un intento de «injerencia» en las primarias de Madrid, donde se enfrenta a la candidatura hasta ahora favorita y ganadora de la primera fase de votaciones, Adelante Podemos, liderada por Rita Maestre, considerada afín a Iñigo Errejón. En este punto, ha defendido que «el objetivo de los poderosos de este país» es que «no presentara» su candidatura y ha aprovechado la ocasión para «dar otro paso al frente» y reafirmar su posición de aspirante a la secretaría general de Podemos en la Comunidad de Madrid.

Al ser preguntado sobre los motivos que podrían sustentar esta afirmación, Espinar ha transmitido su respeto por Rita Maestre y se ha limitado a responder que «esta candidatura ha pisado callos en los pies de los poderosos», sin dar más detalles sobre esta cuestión. Sí ha restado credibilidad a las voces que apuntan a que esa información podría provenir de la Adelante Podemos: «No creo que ningún compañero utilice esto en una campaña; cuando hay una injerencia, es todo Podemos quien recibe el ataque»; ha mantenido el senador y diputado en la Asamblea de Madrid.

Los anticapitalistas se unen a la tesis de la conspiración contra ellos adoptada por la dirección nacional

En la rueda de prensa también ha comparecido Isabel Serra, cabeza de los anticapitalistas madrileños, con quien Espinar se unió en la candidatura de Juntas Podemos. Serra también ha cerrado filas en torno a la figura del senador, aunque ha reconocido que, en un primer momento, no tenían conocimiento del asunto. «Desde Reinicia Podemos -el proyecto anticapitalista- no conocíamos esta información, pero desde que la conocimos, hemos dado nuestro apoyo a Espinar», ha señalado, después de calificar las publicaciones como «algo injusto en el sentido de que hay intereses». Los anticapitalistas se suman así a la tesis defendida por los oficialistas, desde Pablo Iglesias o Irene Montero hasta el equipo del propio candidato a secretario general madrileño.

Espinar ha querido agradecer el apoyo tanto a sus compañeros de coalición y a su equipo como «a los dirigentes estatales de mi partido», citando a Iglesias, Irene Montero y, en último término, Iñigo Errejón. En estos agradecimientos, sin embargo, no hubo rastro de Rita Maestre ni de su principal rival en primarias, Adelante Podemos; una ausencia que el aspirante ha justificado en que «hay distintos grados en el arrope que uno recibe y uno decide a quién agradece».

Errejón no cree en ‘conspiraciones’

El secretario Político y portavoz Podemos en el Congreso, Íñigo Errejón, también se ha pronunciado este viernes y ha asegurado que nunca ha creído «en las teorías de la conspiración ni en manos negras» y, por ello, ha achacado el surgimiento de la polémica de la vivienda protegida del portavoz en el Senado, Ramón Espinar, a que a su formación siempre se la ha examinado «con más rigor».

«Nos hemos acostumbrado a ello y por eso creo que no escondemos nada nunca y damos explicaciones», ha asegurado en declaraciones a Cuatro, al tiempo que ha pedido a sus compañeros que se centren en el «debate de ideas» abierto en Madrid para renovar los órganos de dirección autonómicos, como la mejor forma de evitar que desde fuera «se embarre» una discusión «que debe ser sobre qué proyecto es mejor».

«Nosotros tenemos que hacer una tarea, que es no concederle a nadie la posición de árbitro en las primarias internas de Podemos», ha asegurado en una intervención en la que no ha mencionado la «máquina del fango» que, según su secretario general, Pablo Iglesias, y otros muchos dirigentes, han activado sus «adversarios» para interferir en el proceso madrileño.

Errejón también se ha cuidado mucho de no cargar contra los medios de comunicación y ha asegurado que todos tienen «la libertad para publicar las noticias que quieran». «Pero que la discusión sea entre compañeros y que ninguna noticia que se publique sea capaz de dividirnos», ha enfatizado. «Los medios pueden publicar lo que quieran y nosotros responderemos siempre y de inmediato», ha ahondado.

Asimismo, ha asegurado que las explicaciones que ha ofrecido Espinar sobre la compraventa de su piso en Alcobendas le han parecido «convincentes», y ha destacado que además las ha dado «de inmediato».