La tercera corriente interna de Podemos, los anticapitalistas, toman posiciones de cara al congreso del partido que se celebrará en febrero, Vistalegre II. El sector liderado por el eurodiputado Miguel Urbán y la dirigente andaluza Teresa Rodríguez parte esta vez de una situación de fuerza que quiere rentabilizar para consolidar el giro a la izquierda de la organización.

En su lucha frente al ‘errejonismo’, Pablo Iglesias estableció una alianza con los anticapitalistas que se tradujo en el adelanto de las primarias andaluzas y la integración de este sector en la candidatura oficialista de Ramón Espinar. Las dos vencieron a los errejonistas. En Andalucía, Rodríguez arrasó por sí misma. En Madrid, los anticapitalistas se han hecho con la portavocía y la Secretaría Política de la Ejecutiva regional tras su alianza con Espinar. Se trata de las dos federaciones más numerosas.

Los ‘anticapis’ quieren consolidar el giro a la izquierda de Podemos

Desde esta base, los conocidos como ‘anticapis’ quieren consolidar el giro a la izquierda de la organización que ha dado Pablo Iglesias, pero sin ser «fagocitados» por el «pablismo». Así se lo advirtió Teresa Rodríguez al líder del partido cuando le anticipó que Podemos Andalucía se constituirá como partido propio para defender una organización confederal.

Por su parte, Miguel Urbán le comunicó que no presentaría candidatura a secretario general, pero en ningún momento se comprometió a no dar batalla. De hecho, su intención es formar parte de la nueva ejecutiva a través de una lista propia y alternativa a la de Iglesias.

Desobediencia, federalismo, municipalismo y feminismo son sus ejes

Con este objetivo, Anticapitalistas celebrará este sábado un gran acto en Madrid con la presencia de Urbán, Rodríguez, el alcalde de Cádiz, José María González ‘Kichi’, y la feminista y diputada autonómica en Madrid Beatriz Gimeno, entre otros. Se trata del pistoletazo de salida de un «proceso de debate» que tiene como objetivo la constitución de una lista alternativa a la de Iglesias para el Consejo Ciudadano.

En función de las negociaciones precongresuales, esa lista podría integrarse en la de Iglesias, como ocurrió en Madrid, garantizándose así puestos relevantes en la Ejecutiva federal, o luchar hasta el final asumiendo los cargos que le correspondiesen por el sistema proporcional de las votaciones.

Primera vuelta

En este sentido, los anticapitalistas no temen tanto como los errejonistas la primera vuelta de Vistalegre improvisada por Iglesias. Se trata de la consulta a la militancia que se celebrará el día 20 para elegir el sistema de votación que se utilizará en el Congreso. El sector del secretario político teme que Iglesias quiera vincular las votaciones no sólo de los documentos y los equipos; sino también de los órganos de dirección. Es decir, que sea imposible presentar una lista sólo para el Consejo Ciudadano (la Ejecutiva) si no se presenta candidatura a la Secretaría General. De esa manera, Iglesias forzaría a Íñigo Errejón a presentarse o a tirar la toalla.

Fuentes del sector ‘anticapi’ aseguran que no será así, ya que Iglesias ha abogado públicamente por establecer un sistema de elección proporcional a los votos conseguidos por cada candidatura, y porque nunca se han vinculado las listas al liderazgo del partido.

El ala izquierdista plantea, incluso, una organización sin secretario general

«Se mantendrán candidaturas separadas como hasta ahora y todo dependerá de los documentos organizativos que se elijan. Puede ocurrir, por ejemplo, que no exista la figura del secretario general, sino de varias portavoces», explica uno de los dirigentes anticapitalistas, que da por destacartado el sistema de candidaturas-plancha impuestas por la alianza Iglesias-Errejón en Vistalegre I.

En el acto del sábado, los anticapitalistas volverán a defender su proyecto en un formato de debate. Miguel Urbán abogará por una actitud de desobediencia a las políticas de austeridad europeas y nacionales; Teresa Rodríguez defenderá la descentralización y un modelo confederal del partido; ‘Kichi’ hablará del municipalismo desde su experiencia como ‘alcalde del cambio’ y Gimeno defenderá las tesis feministas.

El ‘errejonismo’, cada vez más aislado

El paso al frente de Anticapitalistas vuelve a dejar al ‘errejonismo’ aislado y sin una idea clara de cómo defender su proyecto transversal y populista frente al auge interno del izquierdismo, que cuenta además con la coalición electoral Unidos Podemos. La instalación de los militantes de IU en la organización se ha dejado sentir en el censo y en las votaciones durante las últimas primarias, una movilización que preocupa al sector errejonista.

El propio secretario político de Podemos calificó esta semana de «refundación de las izquierdas» el nuevo «proyecto» de Pablo Iglesias, a raíz de la coalición electoral con IU. Los anticapitalistas quieren consolidar ese giro, frente a los errejonistas, que consideran que la vuelta al izquierdismo supone abandonar la tesis «ganadora» de Podemos, consistente en huir de los simbolismos políticos que reducen su apoyo social.