Albert Rivera ha ganado la partida. La IV Asamblea general de Ciudadanos, que ha comenzado este sábado, supondrá un punto de inflexión para el partido. Compromisarios de toda España acudían al Nuevo Teatro de Coslada sabiendo que el futuro del partido se decidía durante el fin de semana y que la carga ideológica sería el aspecto más importante a debatir. El resultado se conocía a medio día del sábado: Ciudadanos borraba de su ideario la socialdemocracia para definirse como “liberal, progresista, demócrata y constitucionalista”, como proponía la cúpula de la formación.

Las siete enmiendas a la totalidad presentadas -dos de Ideario, dos de Estrategia y tres de Estatutos- han sido rechazadas. La que más apoyo ha tenido, con un 25% de los votos, ha sido la propuesta por los críticos de Mejor Unidos. A su llegada, los compromisarios catalanes adelantaban que defenderían mantener los “valores fundacionales” que se establecieron en Cataluña hace una década. Esto es, mantener el término socialdemocracia como definición. Por su parte, el líder de la formación, Albert Rivera, mantenía su apuesta por ser progresista y liberal, y así lo ha defendido en la ponencia de Ideario. Una apuesta que ha sido respaldada por un 75% de los presentes.

Rivera ha criticado que haya gente que quiera hacer de Ciudadanos “un Partido Socialista”

Tras presentar el informe de Gestión, Albert Rivera, ilusionado con la celebración de este congreso, ha señalado que el grupo saldrá “más fuerte y unido” y que servirá para “poner rumbo a 2019 y gobernar”. Tras aprobar el documento, Rivera se ha desmarcado de la etiqueta “socialdemócrata”, aunque los términos “no son tanto semánticos como de contenido”, ha remarcado. El líder de la formación ha respondido a los compromisarios de Mejor Unidos señalando que, aunque “haya gente que quiere seamos un Partido Socialista, yo creo que el centro político no es ni socialista ni conservador”.

Rivera llega a este cónclave tras haber sido reelegido en primarias y con cerca del 70% de los compromisarios del congreso a favor de sus tesis. A pesar de ello, el debate sobre el Ideario puede suponer cierto rechazo de gran parte de la militancia. A pesar de haberse confirmado el giro ideológico con este cambio de definición, los militantes catalanes que respaldaron la candidatura de Jordi Cañas han asegurado que seguirán trabajando y han puesto en valor su “capacidad de resistencia”. Éstos asumían que, de ganar su propuesta, debería votarse en pleno, donde lo más probable es que los riveristas, que cuentan con el apoyo mayoritario, tumbaran la propuesta. Finalmente, no ha sido necesario votarlo en pleno al no conseguir el 40% de los apoyos.

Rivera, insistente en que su partido está unido, ha señalado que el debate ha sido tranquilo y sin enfrentamientos. Por su parte, Jordi Cañas, ha calificado el encuentro como intenso y estimulante intelectualmente que “ha ganado Girauta porque es mejor”. El ex portavoz catalán se ha mostrado dispuesto a seguir trabajando “codo con codo” con el grupo naranka. “Las diferencias las hemos resuelto hoy y respeto el resultado de la votación”, ha sentenciado.

Tanto esta ponencia, como la de Estrategia y Estatutos se han realizado a puerta cerrada, así como las votaciones. Con todas ellas, el partido iniciará una nueva etapa tras una década de vida, aunque este cambio, han insistido los miembros de la formación, no es “ni mucho menos” una refundación del partido.

Apenas habrá modificaciones

Los compromisarios participantes en la han aprobado por amplia mayoría los tres documentos base que se debatían en las ponencias: Estatutos, Estrategia y Valores. El texto base de Estatutos ha recibido el 98% de apoyo; el de Estrategia el 99,5% de votos favorables; y el de Valores el 89%.

Las modificaciones introducidas en los documentos base son cuestiones que no supondrán grandes cambios respecto a lo que proponía la cúpula de Ciudadanos. Es el caso de una propuesta de modificación que consistía en incluir la “solidaridad” entre los principios que garantiza la Constitución y que Cs promueve, o de sustituir el término “laico” por “aconfesional”. También se ha aceptado que las agrupaciones internacionales del partido se integren en un órgano denominado Comité Internacional.

Una vez finalizadas las votaciones, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha destacado la “amplísima mayoría” de compromisarios que han ratificado los tres documentos. “El partido sale más unido y más preparado para ser una herramienta útil para los españoles”, ha asegurado. Una de las ponencias más respaldadas, según Villegas, ha sido la de Estrategia, donde se ha acordado esperar al próximo ciclo electoral para entrar en gobiernos de coalición.