El giro ideológico de Ciudadanos, que se hizo oficial el pasado fin de semana en la IV Asamblea General del partido, ya ha provocado las primeras bajas entre sus filas. Si el mismo sábado que la formación confirmaba la definición de «liberal, progresista, demócrata y constitucionalista» algunos militantes pedían su baja, ahora lo han hecho nombres más relevantes para el partido como José Enrique Aguar, portavoz de Ciudadanos en la diputación de Valencia.

Aguar ha firmado su dimisión este miércoles, sólo tres días después del congreso del partido, por motivos «ideológicos», según ha expresado él mismo en una carta al presidente de la Diputación, Jorge Rodríguez. En su escrito, Aguar pide su inscripción al grupo de No Adscritos y la baja del partido al considerar que éste «ha traicionado los principios de progreso, centralidad y liberalidad que inspiraron su creación retrocediendo a posiciones de derechas que lo han convertido en una marca blanca del PP».

El diputado valenciano, que acudió a la Asamblea General del pasado fin de semana, asegura que el partido «entró con una ideología y salió con otra». Como compromisario, el sábado votó en contra de la ponencia de Valores en la que se proponía abandonar la socialdemocracia, según ha confirmado él mismo a El Independiente. «Cuando votas en contra de los valores de tu partido no puedes seguir en él», admite. Además, ha avisado de que como él, muchos cargos públicos de Ciudadanos seguirán sus pasos porque así se lo han hecho saber.

El ya ex portavoz de Ciudadanos acusa al partido de actuar de forma «dictatorial»

Aguar fue alcalde de Benetússer durante casi veinte años en los que militó en el PSPV-PSOE, hasta que entró en el Centro Democrático Liberal (CDL), una formación que acabó integrándose en Ciudadanos. El también concejal de Benetússer fue elegido diputado provincial en un proceso interno celebrado en junio de 2015, y desde entonces compaginaba su labor municipal con la de la Diputación de Valencia. Aguar asegura que entró a formar parte de este grupo porque le «vendieron una cosa y ahora se ha transformado en otra. Me dijeron que era un partido transversal, de centro liberal y donde cabíamos todos», explica. Este cambio tan drástico le ha motivado a tomar su decisión atendiendo a la «coherencia conmigo mismo».

El ya ex portavoz de Ciudadanos acusa al partido de actuar de forma «dictatorial» y «de manera similar a otros partidos que tanto hemos criticado». Además, afirma que no ha sido posible cambiar desde dentro la falta de «transparencia, democracia y participación» y «la última esperanza que tenía se ha desvanecido», señala en referencia a la Asamblea celebrada el pasado fin de semana.

El diputado provincial ha manifestado su esperanza de que el partido «recobrara el espíritu ciudadano original, y que volviera a ilusionar a la militancia y a la ciudadanía», pero ha lamentado que en lugar de ello, el partido ha salido «menos -o nada- socialdemócrata, menos transparente, menos democrático y con una estructura en la que la base no pinta nada».

Un partido «digital»

Aguar ha solicitado su baja a medio día de este miércoles a través de la propia plataforma del partido. Desde la misma le han solicitado su acta, pero todo a través del mismo medio: internet. «Es un partido digital», ha bromeado el propio diputado, que no ha recibido ninguna llamada de la formación.

El partido ha confirmado su baja mediante un comunicado y ha solicitado al diputado que devuelva «de forma inmediata» las actas de diputado y de concejal obtenidas bajo las siglas de Ciudadanos. Desde la formación no quieren entrar a valorar las calificaciones del diputado valenciano y alegan que en su partido «se vota».

Ahora será el presidente de la Diputación quien confirme la inscripción de Aguar al grupo de No Adscritos, donde sería el único diputado -actualmente nadie forma parte de ese grupo- una inscripción que se haría efectiva, según fuentes del partido, en el próximo pleno, dentro de dos semanas. Ciudadanos sólo tenía dos diputados en las Cortes Valencianas y a partir de ahora será la diputada valenciana Mamen Peris la única representante del partido, cargo que compaginará con la portavocía que deja Aguar.