Presidenta de la Comunidad de Madrid y, en poco más de dos semanas, líder de los populares madrileños, Cristina Cifuentes sale en defensa de su compañero de partido y barón autonómico Pedro Antonio Sánchez. También como ella, depende para gobernar del apoyo de Ciudadanos, que ayer decidió romper el pacto que le sostiene en el poder. Otra cosa les une: en ambos casos se han comprometido a prescindir de aquellos cargos públicos que resulten imputados. Pero lejos de exigirle que asuma el contenido de sus acuerdos, la madrileña señala en esta entrevista que ha concedido a El Independiente que “en Madrid se ha elevado el listón de la exigencia” por la Gürtel y la Púnica, y que en otras Comunidades las circunstancias no tienen por qué ser las mismas.

Sí entra de lleno, en cambio, contra la organización Hazte Oír a cuenta del autobús tránsfobo que circulaba por las carreteras de España. Considera que esta organización no tiene nada que ver “con los valores cristianos que dice defender” al tiempo que subraya que “está haciendo campaña a favor de mi adversario” en las primarias del PP de Madrid, Luis Asúa. Además, defiende que “podría ser bueno en el futuro que el partido de Madrid tuviera una independencia mayor con respecto a la organización nacional”.

Pregunta.– Hemos conocido la ruptura del pacto que sostenía a Pedro Antonio Sánchez en Murcia. ¿En la misma situación que él, usted dimitiría?

Respuesta.- Bajo ningún concepto voy a tratar de ponerme siquiera en esa situación por que creo que es algo extremadamente complicado que tiene que hacer él y yo no puedo, ni quiero, ponerme en la situación en la que está. Es algo que tiene que decidir él. Me parece grave que Ciudadanos rompa el acuerdo de gobierno. Veremos en qué se concreta. Espero y confío de verdad que Pedro Antonio pueda declarar lo antes posible y ojala ocurra en esta ocasión lo que ha ocurrido en las 16 anteriores, cuando le han presentado querellas y una detrás de la otra han sido archivadas. Confío y espero que esta vez sea igual porque creo que está gobernando muy bien y es el presidente que Murcia necesita. No sé cuáles son los términos del acuerdo que tiene allí, ni tengo la responsabilidad de tomar una decisión.

P.- ¿Pero vale con la imputación para dimitir o hay que llegar a la apertura de juicio oral?

R.- Nosotros, de manera voluntaria y por circunstancias muy específicas que tienen que ver con la alarma social que había y que hay en Madrid con respecto a la corrupción política en casos como la Púnica y la Gürtel, decidimos asumir un compromiso. No porque lo pidiera Ciudadanos, sino porque esto era algo que llevábamos en el programa electoral. Los diputados del PP, todos, aprobaron y firmaron un código ético de manera voluntaria en el cual se comprometían a marcharse si había una investigación formal, pero por un asunto relacionado con la corrupción. Ciudadanos tiene acuerdos diferentes en los sitios donde gobierna. Las exigencias de Ciudadanos en Andalucía son completamente diferentes a las de Madrid.

“Las exigencias de Ciudadanos en Andalucía son completamente diferentes a las de Madrid”

P.- ¿Son más suaves?

R.- Es una forma de decirlo. El grado de exigencia no tiene nada que ver. Me exigieron que hiciéramos auditorias que en Andalucía no se van a hacer; se acordó una reducción considerable de altos cargos y consejerías que en Andalucía no solo no se redujeron sino que aumentaron de 11 a quince y, por tanto, también altos cargos, puestos de libre designación….ya ha habido un consejero del gobierno andaluz imputado y allí Ciudadanos no abrió siquiera la boca. En cualquier caso, están pidiendo esto en Murcia pero Ciudadanos acaba de presentar una proposición de ley donde marcan el límite en la apertura de juicio oral. Creo que ellos tampoco tienen muy claro lo que quieren o piden.

P.- ¿Pero que debe primar más, esa proposición de Ley o los pactos en cada territorio?

R.- Depende de las circunstancias en que se hayan firmado y de los términos de los mismos. Las leyes son de obligado cumplimiento. Cosa diferente es que uno, de manera voluntaria, quiera autoimponerse un nivel de exigencia distinto. Ahí no hay una obligación legal, por eso quiero decir que este es un tema muy delicado y hay que conocer las circunstancias exactas tanto del acuerdo como de lo que está ocurriendo.

“En Madrid tuvimos que subir el listón por los casos Gürtel y Púnica”

P.- Pero con el nivel de exigencia de la Comunidad de Madrid Pedro Antonio Sánchez hubiera tenido que dimitir.

R.- Nuestras circunstancias son diferentes. Una investigación, desde el punto de vista del derecho, lo único que significa es que se declara con la asistencia letrada de un abogado. No presupone más indicio de culpabilidad que una declaración como testigo en tanto en cuanto uno va con abogado y otro sin él. La presunción de inocencia no se puede prejuzgar. En Madrid teníamos que dar respuesta a lo que estaba siendo en un momento dado una demanda de los ciudadanos frente al fenómeno de la corrupción, que aquí nos ha afectado de una manera muy especial. A eso obedece nuestro compromiso de subir el listón, pero, indudablemente, las circunstancias en otras Comunidades son diferentes. Luego hay que delimitar muy bien lo que es corrupción de lo que no, porque claro, cualquier alcalde está expuesto a que le presenten una querella por temas que tienen que ver con la gestión administrativa. De las 16 querellas que le han presentado a Pedro Antonio, eran absolutamente todas por cuestiones que tenían que ver con temas administrativos y muchas veces presentadas por partidos políticos rivales. En este caso ha sido así por una cuestión de enfrentamiento, de venganzas políticas. No puede ser que se acabe con la carrera política de una persona honrada, que no ha cometido ningún ilícito, que no ha hecho nada, que cuando le presentan una querella la terminan archivando, porque no hay nada. Hay que ser muy cuidadosos con este tema.

“El caso del ático de González  y del espionaje están judicializados y vamos a esperar que se pronuncien los tribunales”

P.- Hablando de otras cuestiones que afectan a Madrid ¿cree que Ignacio González ha dado suficientes explicaciones sobre su ático y sobre el caso del espionaje?

R.- Son dos asuntos diferentes que están judicializados. El tema del espionaje se archivó en varias ocasiones y se volvió a reabrir por la Audiencia. No voy a opinar sobre temas judicializados. Lo que sí le digo es que la Comunidad de Madrid colabora absolutamente en todos los procedimientos judiciales, en algunos, como Púnica, incluso, está personada como acusación particular para defender los intereses de los madrileños que se han podido ver perjudicados. Vamos a esperar a que se pronuncien los tribunales.

“Hazte Oír, que mantiene una actitud ante la vida bastante poco cristiana, hace daño a la Iglesia”

P.- ¿Se tiene que aparcar el autobús de Hazte Oír aunque no se compartan sus postulados?

R.- La decisión de que no circule la ha tomado un juez de instrucción en base a la aplicación de la legislación vigente porque se pueden estar conculcando algunos artículos del Código Penal. Me molesta hablar de este tema, porque lo último que quiero es hacer propaganda a esta organización. Representa unos valores que tienen poco que ver con una sociedad avanzada y, desde luego, mucho menos con los valores cristianos que dice defender. La actitud que mantienen frente a la vida es bastante poco cristiana, en general. No les quiero hacer propaganda. Creo que está haciendo bastante daño a la Iglesia. La propia Conferencia Episcopal ha salido en esta polémica, de manera atinada, a pedir cordura y que se mantenga a los menores fuera de este debate.

P.- ¿Se plantea una cuestión de libertad de expresión?

R.- Creo profundamente en la libertad de expresión y que esta organización tiene derecho a manifestar su discrepancia. Pero la libertad de expresión tiene un límite, que es el cumplimiento de las leyes y, lógicamente, si en este caso, con el dichoso autobús, se están incumpliendo o no las leyes, corresponde decirlo a los jueces. Desde la Comunidad de Madrid lo que hicimos fue mandarlo a la Delegación del Gobierno para que, a su vez, lo trasladara a la Fiscalía por si se entendía que se podía estar cometiendo algún ilícito penal y, de hecho, un juez ha decretado la paralización cautelar de este autobús. Pido ser respetuosa con esta organización, más de lo que ellos son en general y conmigo en particular. No me tiene bastante simpatía.

“Esta organización ha pedido el voto para mi adversario, Luis Asúa, en las primarias del PP de Madrid”

P.- ¿Por?

R.– Casualmente, cada vez que estoy en un proceso electoral, aparecen con un autobús. Ya lo hicieron en mayo de 2015. Inundaron la Comunidad de Madrid con vallas y autobuses con mi cara diciendo que votar Cifuentes era votar aborto. Fue una campaña desmedida, paralela. No les dio mucho resultado porque gané las elecciones. Pero ahora, que hay un proceso electoral interno en el PP de Madrid, aparecen con otro autobús y, lo que es peor, han hecho una especie de campaña de apoyo al otro candidato, Luis Asúa, pidiendo el voto para él y un debate entre ambos. Está activamente implicada a favor del otro candidato, cosa muy sorprendente porque no sabía que tuvieran relación con el PP.

P-. ¿En qué se va a diferenciar el PP de la era post Aguirre si gana en el congreso?

R.- Prefiero esperar a ver qué ocurre el día 12, que es la votación y no doy nada por ganado. Confío en ganar, pero no me estoy planteando nada de cómo me gustaría que fuera la organización y los equipos hasta que pase el día 12.

P.- Pero sí tendrá un modelo de partido, ¿no?

R.- El proyecto general es muy parecido a lo que hemos venido haciendo en el último año desde que Aguirre dejó la presidencia e Ignacio González la secretaría general. Quiero presidir un partido que sea abierto, muy cercano a la militancia, que la sede central tenga mucha vida, actividades, foros… Seguiré visitando los municipios y los distritos. Trabajar mucho y estar en la calle con la gente, con cercanía, humildad, para que nuestros afiliados recuperen el orgullo de militar en el PP.

“Algunos afiliados habían perdido el orgullo de militar en el PP por los casos de corrupción”

P.- ¿Habían perdido ese orgullo?

R.- Creo que sí. Algunos lo habían perdido porque hemos tenido casos de corrupción que nos han afectado mucho. También habíamos perdido un poco el pulso, las ganas, el entusiasmo. Pero estamos consiguiendo recuperar la confianza de muchos ciudadanos. De mayo de 2015 a junio de 2016 hemos recuperado en la Comunidad de Madrid 275.000 votos, ganado en 170 de los 179 municipios madrileños y en 18 de los 21 distritos de la capital. En el último año hay 1.773 nuevos afiliados, 530 de Nuevas Generaciones, y esto tiene un valor enorme. Tenemos que aprovechar todo el esfuerzo y empuje para que el partido siga creciendo.

P.- ¿Qué campaña de primarias va a desarrollar? ¿Debatirá con su adversario, Luis Asúa?

R.- No voy a celebrar ningún debate en medios de comunicación por una razón muy clara: no quiero confrontar públicamente con un compañero. Tomé la decisión desde el primer momento de no contestar a ninguna de sus críticas, de no entrar en descalificaciones. Puede decir lo que quiera mi contrincante o las personas que están con él que no voy a contestar nada. Voy a hacer una campaña en positivo para que nadie se pueda sentir ofendido. Al día siguiente del congreso quiero poder avanzar sin que haya problemas. Se están diciendo algunas cosas que no son verdad.

P.- ¿Cuáles?

R.- Es que no quiero entrar en eso.

“Busco integrar, pero no a los que, desde dentro, tratan de dinamitar un proyecto”

P.- ¿Integrará al sector crítico?

R.- Tengo voluntad de integración desde el primer momento y lo hice en la gestora y en el gobierno de la Comunidad de Madrid. En la gestora hay personas de todos los sectores y procedencias, gente que había estado trabajando con Pío García Escudero, con Gallardón, con Aguirre, con González… Busco integrar, eso sí, integrar a todos aquellos que coincidan en el mismo proyecto de partido, porque integrar para, desde dentro, tratar de dinamitar un proyecto, eso no. Por eso es importante que haya un candidato más para poder confrontar los proyectos. Hay 11.000 afiliados que van a participar en el proceso y que decidan.

P.- ¿Estará en la nueva ejecutiva a Esperanza Aguirre?

R.-Creo que ella, como portavoz del ayuntamiento, es miembro nato del comité ejecutivo. Pero no estoy pensando todavía en eso hasta que no vea los resultados del día 12. Si ganara ese día, antes de la segunda vuelta, a partir de ese momento me sentaría a pensar en personas.

“Podría ser bueno en el futuro que el PP de Madrid tuviera una independencia mayor con respecto a la organización nacional”

P.- Ha dicho que quiere una sede abierta, ¿abandonarán Génova 13?

R.- No estoy planteado en estos momentos un cambio de sede porque eso muy complicado, muy costoso y lo que quiero es reducir gastos en el funcionamiento del partido. Podría ser bueno en el futuro que el partido en Madrid tuviera una independencia mayor con respecto a la organización nacional, pero hoy por hoy no es planteable. Es verdad que en el resto de las comunidades no suele coincidir la sede regional del partido con la de las provincias y, por analogía, que la sede del partido en Madrid esté dentro de la sede nacional hace que perdamos un poco de autonomía.

P.- Dirigentes nacionales de su partido creen que hay que cambiar de sede porque la marca “Génova” está manchada por la corrupción.

R.- Es un poco duro decirlo en esos términos, sería tanto como decir que el PP está contaminado por la corrupción. Yo no lo creo. Sí creo que quizá la sede de Génova es muy grande. Las cosas hay que hacerlas de la manera más austera posible. Sé que se han hecho esfuerzos importantes en los últimos años de reducción de personal y de gastos. Hay que cambiar el concepto de sede e ir a un local pequeño, barato, a pie de calle…

“La sede de Génova es muy grande. Las cosas hay que hacerlas de la manera más austera posible”

P.- ¿Puede cambiar el reparto de mayorías en mayo de 2019 con la candidatura de Íñigo Errejón?

R.- Me da lo mismo que el candidato de Podemos sea Errejón porque creo que, al margen de que pueda haber mayores simpatías hacia uno u otro por la forma de ser o por el talante, Pablo Iglesias es lo mismo que Errejón, tienen exactamente el mismo programa e ideología. Me parece una falta de respeto que Podemos use la Comunidad como una moneda de cambio, o, en palabras del propio Errejón, como parada en boxes, o quizá un campo de reeducación o el gulag donde se manda a los disidentes. Esto es una plaza muy importante. Podemos debería tomarse un poco más en serio todo esto. Si Errejón no tiene el nivel suficiente ni los méritos para ser portavoz parlamentario ¿sí para ser el candidato en la Comunidad? Tiene dos años por delante para conocer la realidad de Madrid. Le recomiendo que coja el coche o el metro y comience a recorrerse la Comunidad.

“Recomiendo a Errejón que coja el coche o el metro y comience a recorrerse la Comunidad”

P.- ¿Se ve en un gobierno de coalición con Ciudadanos en dos años?

R.- Me gustaría volver a ser la candidata en mayo de 2019. En su momento le ofrecimos a ciudadanos que entrara en el Gobierno y no quisieron. Hoy por hoy no se ha planteado. ¿En el futuro? Dependerá de los resultados. Yo lo que espero es mejorar los míos. A priori no tendría problemas en gobernar en coalición con otro partido y, en este caso, con Ciudadanos con quien creo que a pesar de las diferencias son más las cosas que nos unen que las que nos separan.

P.- ¿Ha vuelto a hablar con la presidenta de Andalucía tras denunciar el dumpig fiscal de Madrid?

R.- No hemos coincidido. Tenemos una relación cordial pero defendemos modelos muy diferentes. Yo me he comprometido a que los madrileños paguen menos impuestos y no puedo tolerar que venga una presidenta de otra Comunidad a decirme qué tienen que hacer éstos. Son los más solidarios porque aportan por encima de 3.200 millones al fondo de garantía de los servicios públicos esenciales, casi el 80 por ciento. Sin embargo, el sistema de financiación autonómica nos financia tres puntos en relación al PIB por debajo de la media nacional. No entiendo que el PSOE, que defiende un modelo federal, en materia fiscal quiera volver al centralismo. Para justificar su mala gestión en Andalucía no pueden pedir que se suba los impuestos a todos.

“Díaz no puede pedir que se suba los impuestos a todos para ocultar su mala gestión”

P.- ¿La política madrileña es para usted una parada en boxes?

R.- En absoluto. La política madrileña es mi vida, lo ha sido siempre. Me he dedicado toda mi vida a ella, me gusta. Soy de las pocas políticas de la Asamblea de Madrid que me he recorrido entera la Comunidad. Quiero a Madrid, para mí es un objetivo y un fin en sí mismo y más allá de Madrid no hay nada más.

P.- ¿Descarta dar el salto a la política nacional?

R.- Hacer política en Madrid es estar en la política nacional, es estar en el proceso de toma de decisiones, no solo porque lo que se hace en Madrid tiene  inmediata repercusión nacional sino porque realmente la política en Madrid forma parte de la política nacional.