Política

“Si se garantiza el 100% del empleo y las prejubilaciones puede aprobarse el decreto de la estiba”

logo
“Si se garantiza el 100% del empleo y las prejubilaciones puede aprobarse el decreto de la estiba”

Resumen:

Albert Rivera nos recibe en su despacho justo después de la derrota histórica del Gobierno en la votación del decreto ley de la estiba. Ciudadanos se ha abstenido ante el malestar indisimulable de la bancada popular.

“El PSOE debe ser responsable y permitir que PP y Ciudadanos saquen adelante los Presupuestos”.

“Lo que no vale es firmar un papel y luego no cumplirlo”.

“No descarto pedir la comparecencia de Rajoy en la comisión de financiación del PP, pero no va a ser un show“.

“Al independentismo no le ha funcionado tanto como pensaba la condena de inhabilitación de Mas”.

“Espero que el Gobierno tenga un plan de actuación jurídico para evitar otro 9-N”.

“En Murcia no va a haber tripartito, que se lo quite el candidato socialista de la cabeza”.

“Habría que rehacer el acuerdo en Andalucía si se condiciona su estabilidad”.

“Los seis puntos del pacto Anticorrupción son los más complicados”.

 

 

Albert Rivera nos recibe en su despacho justo después de la derrota histórica del Gobierno en la votación del decreto ley de la estiba. Ciudadanos se ha abstenido ante el malestar indisimulable de la bancada popular. Pero aún así, el líder de la formación naranja dice estar convencido de que la situación se puede reconducir para que haya un acuerdo en breve. Sabe que no es determinante en muchas votaciones, pero hace valer el peso de sus 32 escaños. De hecho, está “bastante tranquilo” respecto a los Presupuestos Generales del Estado, que apoyarán si el Gobierno cumple sus compromisos.

Otra cosa es el capítulo de regeneración democrática, donde mantienen sus principales discrepancias con el PP. La situación del presidente de Murcia, imputado en el caso Auditorio, y la comisión de investigación parlamentaria de la financiación del PP han puesto a prueba la solidez del acuerdo de investidura. No descarta pedir la comparecencia de Rajoy, al que advierte que “no vale firmar un papel y luego no cumplirlo”.

Pregunta.- Ciudadanos había comprometido su respaldo a la reforma de la estiba y al final se ha abstenido, ¿puede ser el antecedente a otras votaciones como la de los Presupuestos?

Respuesta.- No habíamos comprometido nuestro voto porque pedíamos que hubiera acuerdo o, como mínimo, un intento de acuerdo. Ha habido dos años y medio en los que el Gobierno, con mayoría absoluta, no ha hecho nada. Todos estamos de acuerdo en que hay que liberalizar el sector. La pregunta es cómo y creo que al Ejecutivo le han fallado las formas, pero también hay que reconocer que desde el miércoles ha propuesto soluciones. Yo no doy por roto nada. Lo que ha hecho el Gobierno da pie a que la semana que viene o la siguiente, si realmente se garantiza ese 100% de empleo, las prejubilaciones y se cumple la sentencia, pueda aprobarse el decreto. No hay que olvidar que Ciudadanos no es decisivo. Si el PSOE no levanta el veto pasará como en la investidura porque Ciudadanos y PP no sumamos suficiente. En todo caso, yo no soy muy pesimista porque el Gobierno, sindicatos y patronal estaban muy enrocados, pero he visto un acercamiento de última hora bastante razonable.

P.- ¿No estaba comprometido el apoyo de Ciudadanos?

R.- No, nosotros le trasladamos al Gobierno que tenía que estar en la mesa de negociación y lo acabó entendiendo. Tengo que agradecer a Fátima Báñez su papel determinante en esto. Estamos hablando de 6.500 puestos de trabajo, de la reforma de un sector entero. Es una cuestión de Estado. Hay que evitar incumplir una sentencia y huelgas con las que perdemos mucho dinero e intentar llegar a un acuerdo. El Gobierno, por lo que hemos hablado con ellos, o reformulan alguna cuestión del decreto o lo trae habiendo negociado con patronal y sindicatos. Me parece que estamos ante una primera parte del partido, pero hay una segunda parte y esto acabará saliendo creo que antes de Semana Santa. También es verdad que si el PSOE no acaba sentándose en la mesa o absteniéndose, no hay nada que hacer.

P.- ¿Puede extrapolarse a los Presupuestos?

El PSOE debe ser responsable y permitir que PP y Ciudadanos saquen adelante los Presupuestos”

R.- El Gobierno se ha comprometido a unas partidas concretas y Fátima Báñez ha pedido permiso a la UE para implementar ese complemento salarial juvenil, que es una de nuestras propuestas estrella. Los permisos de paternidad se pusieron en marcha el 1 de enero; la ley de Autónomos de Ciudadanos también avanza y parece que podría ver la luz en primavera… Por la parte de Ciudadanos estoy bastante tranquilo. En cuanto a la negociación con el PNV, nuestra condición es que no traten temas identitarios ni referéndum ni presos etarras. Si eso fuera así, con Coalición Canaria podría haber por lo menos tramitación de Presupuestos. Además, el PSOE no puede mirar hacia otro lado. En Andalucía, han sacado los presupuestos porque Ciudadanos ha sido responsable. Pues que ahora permitan que PP y Ciudadanos, con 169 escaños, los saquemos si se abstienen en el último minuto.

P.- ¿Ciudadanos mantendría su compromiso aún a sabiendas de que las cuentas no salieran adelante?

R.- Si el PP incorpora, como nos ha dicho por escrito, los 3.850 millones de las partidas que hemos hablado, apoyaremos la tramitación parlamentaria. Pero tiene que haber un cumplimiento del acuerdo.

P.- ¿Si no hay Presupuestos hay elecciones?

R.- No necesariamente, pero sería un mal síntoma. Es verdad que técnicamente se pueden prorrogar, pero políticamente, que el PSOE bloquee los Presupuestos es un síntoma de inestabilidad. Yo lo único que le pido al PSOE es que más allá de sus batallas internas, al menos no bloquee. Que se abstenga y justifique como quiera esa posición. Abstenerse no quiere decir que seas socio de un gobierno, simplemente quiere decir que no bloqueas el país. En Andalucía han salido gracias a Ciudadanos; en Madrid también; en Asturias, gracias al PP y Ciudadanos; en Extremadura igual. De momento, estamos demostrando cintura. Al único que parece que le cuesta hacerlo es al PSOE.

P.- ¿Confían en el PP?

Lo que no vale es firmar un papel y luego no cumplirlo”

R.- Nosotros firmamos aquel pacto precisamente porque no había una confianza ciega. En el campo económico y social el pacto avanza a una velocidad muy razonable. El problema viene cuando entramos en la regeneración. Rajoy es inmovilista y a eso se suma que el partido está en tribunales por casos de corrupción bastante graves como el de Bárcenas, mientras que Ciudadanos es regeneracionista. Como el PP no ha querido cumplir uno de esos puntos, hemos buscado una mayoría parlamentaria alternativa con la que también vamos a intentar sacar los aforamientos. Respecto a la limitación de mandatos todavía no nos han dicho que no pero creen que hay que reformar la Constitución… En todo caso, lo que no vale es firmar un papel y luego no cumplirlo.

P.- Ciudadanos va a sacar la mitad de las medidas de regeneración con la oposición. ¿Se ha sentido ninguneado en ese sentido por el PP?

R.- No, porque creo que todo el mundo se retrata. Cuando tomamos la decisión de apoyar la investidura de Rajoy también sabíamos contar escaños y sabíamos que el PP no podía bloquearlas. No era una confianza ciega en que el PP de repente iba a ser reformista, sino que sabíamos que si no las sacábamos con ellos las sacábamos con PSOE y Podemos.

P.- ¿Van a pedir la comparecencia de Rajoy en la comisión de investigación de la financiación del PP?

No descarto pedir la comparecencia de Rajoy en la comisión de financiación del PP, pero no va a ser un show”

R.- Nosotros no descartamos nada. Todavía no hemos hablado de eso ni del calendario ni de documentación ni de quién la va a presidir. Cuando acabemos de tramitarla, lo abordaremos. A lo que sí me comprometo es a que esta comisión no sea un show. Tiene que ser una comisión seria y rigurosa. Ya no es un problema de cómo se financia un partido político, legal o ilegalmente, que también es importante, sino que eso tiene un coste para el contribuyente. Porque no es un problema de cómo se financia el PP sino de si eso ha colgado de mordidas como es el caso del 4% de Cataluña.

P.- ¿Teme un contraataque en el Senado?

R.- Ir a hablar de la financiación del PP al tesorero de ERC no tiene mucho sentido. Igual que en el caso Pujol no llamamos a los tesoreros del PP. Yo creo que fue fruto del calentón de ese momento por que se presentara la comisión. Confío en que el PP colabore en la mesa, en los trámites, en la documentación y en el debate ordenado. En Cataluña se hizo sobre el caso Pujol, y le gustó más o menos a Convergència, pero se hizo una comisión. En Andalucía, lógicamente no le gustó a Susana Díaz, ni a Chaves ni a Griñán. Yo creo que al final va a encauzarse y va a ser una comisión seria.

P.- ¿Para cuándo?

R.- Hay que ponerse de acuerdo con las fechas. Hay otras comisiones en marcha pero eso no es excusa porque se pueden hacer dos a la vez. Es verdad que hay tres: la de Fernández Díaz, la de las cajas de ahorro y la del PP. Yo estoy dispuesto a hablar de cómo y cuándo se encaja para que los diputados puedan trabajar, pero no estoy dispuesto a aplazarla sine die porque haya otras comisiones. Una cosa es negociar el calendario y otra cosa es que se posponga. Eso no va a pasar.

P.- La sentencia de inhabilitación contra Artur Mas, ¿ha insuflado los ánimos al independentismo catalán?

Al independentismo no le ha funcionado tanto como pensaba la condena de inhabilitación de Mas”

R.- Yo no estoy seguro de eso. Hay que reconocer que los nacionalistas son los reyes del victimismo, pero al final no deja de ser la consecuencia de un enrocamiento político. Es una inhabilitación política, no hay pena de prisión. Yo tengo la sensación de que no les ha funcionado tanto como pensaban. Y hay otra pata judicial que es la de la corrupción. Tú puedes usar el victimismo por dos años de inhabilitación por desobediencia cuando, además, han sacado pecho de la desobediencia. Lo curioso es que yo saco pecho por desobedecer al Constitucional y luego me quejo porque tengo razón y no le he hecho caso. No se puede decir una cosa y la contraria.

P.- ¿Habrá referéndum o elecciones?

R.- Yo creo que elecciones. Estas sentencias ya le dicen a los que han tomado esa decisión que han incumplido la ley. Por tanto, ya no estarían desobedeciendo sino que estarían prevaricando, porque ahora dicen que no lo sabían. Cuando tú haces una cosa a sabiendas de que es ilegal no puedes alegar desconocimiento. Si Puigdemont firma un decreto de convocatoria o abre colegios públicos ilegalmente para ello está prevaricando, además de desobedecer.

P.- Respecto a Cataluña, ¿apoyarían que se impidiera la celebración de un referéndum con la actuación de las FSE o con la aplicación del artículo 155?

R.- El 155 es el botón rojo. En un Estado de Derecho creo que hay que ser proporcional y si se puede evitar con una actuación judicial, creo que es suficiente. No tengo tan claro a dónde están dispuestos a llegar aunque confío en que no vuelva a pasar lo mismo que el 9-N. El Gobierno ya sabe lo que pasó, no puede decir que no sabía que había un referéndum, que se iban a contar votos o recaudar dinero público. Ya lo saben, por eso espero que tenga un plan de actuación jurídico para evitar eso. Y si el Gobierno lo hace de forma proporcional, me parece que hay que apoyarlo.

P.- ¿Cómo afrontaría Ciudadanos unas elecciones en Cataluña?

R.- Las últimas encuestas nos daban 24-25 escaños, que es lo que sacamos. Además, el PP está hundido y el PSC también. Somos la primera fuerza constitucionalista en todos los sondeos y la segunda fuerza política si Junts Pel Sí van juntos. La última encuesta nos empataba con Convergència. Sería histórico superarles. Tenemos a la única candidata capaz de ser presidenta. Nadie ve a Albiol o Iceta como primera fuerza política constitucionalista y a Inés la gente empieza a verla candidata. Y las siguientes elecciones, a mi juicio, van a ser la dicotomía entre escoger a Junqueras o a Arrimadas.

“No habrá tripartito con Podemos en Murcia”

P.- En Murcia ya se ha reunido con el PSOE para valorar las distintas alternativas y han fijado un plazo: el 27 de marzo. Si antes de esa fecha Pedro Antonio Sánchez no deja la presidencia, ¿cuál es el siguiente paso?

R.- Nosotros le hemos dado dos opciones al PP. La primera, cambiar a su candidato, que sería lo más razonable y nos daría estabilidad. Pero si Pedro Antonio Sánchez se enroca y pone en jaque la estabilidad la comunidad, ya hemos dicho que queremos elecciones. Y hay dos opciones: que las convoque el Gobierno motu proprio y que sean los murcianos los que elijan; o que hagamos una moción instrumental desde la oposición con un único objetivo que es un decreto de convocatoria. Yo sigo pensando que la primera opción es la más razonable, pero el PP tiene que tener un problema interno para no cambiar al candidato, así que vamos a esperar al día 27. Espero que el PP lo solucione antes, y si no, nuestro compromiso es presentar esa moción para convocar elecciones, Ciudadanos no va a formar parte de un tripartito con Podemos ni nada parecido en Murcia.

P.- Ciudadanos quiere la moción para convocar elecciones y el PSOE para formar gobierno…

R.- El problema del PSOE es que hay varios PSOE. Hay un candidato que sueña con ser presidente alguna vez y eso está descartado. Tripartito no va a haber y Ciudadanos no va a apoyarlo. Y el PSOE (la Gestora) es más partidario de nuevas elecciones y de proponer un nuevo candidato. Vamos a ver qué hacen finalmente, pero si el candidato socialista piensa que frente a la imputación del presidente va a pescar en río revuelto una presidencia que no le toca, no la va a tener, que se lo quite de la cabeza.

P.- ¿Sería beneficioso para los murcianos ir a nuevas elecciones teniendo en cuenta que en 2019 tendrían que repetirse?

El problema del PSOE es que hay varios PSOE”

R.- Lo que no es beneficioso es tener un presidente imputado por cuatro delitos y que no haya mayoría parlamentaria para aprobar ninguna ley. Es que roto el acuerdo, el señor Sánchez no puede sacar nada en el Parlamento, entonces yo estoy convencido de que los murcianos preferirían decidir ellos y no que decida Pedro Antonio Sánchez ni el portavoz de Ciudadanos o del PSOE. No es lo mejor, pero desde luego es mejor que el bloqueo político durante un año. Al final, un gobierno que no puede sacar un decreto o una ley no puede durar mucho. Nos mojamos en la investidura, garantizamos la estabilidad, hemos aprobado ya los Presupuestos con Pedro Antonio Sánchez… Lo que no podemos tolerar es el incumplimiento del punto número uno de nuestro compromiso.

P.- ¿Y si el PP se presenta a unas nuevas elecciones con el mismo candidato?

R.- Ahí ya no llego. No estamos consiguiendo que entiendan que se tiene que ir su presidente, como para decirles quién tiene que ser su candidato.

P.- Si desimputan durante este tiempo al presidente de Murcia, ¿Ciudadanos dejaría de pedir su dimisión?

R.- Bueno, hay cuatro delitos imputados y parece que sigue adelante la cosa porque no hay ninguna reacción del juzgado. No sabríamos que pasaría si le desimputan o si le cae la Púnica. En todo caso, ha incumplido el acuerdo y eso es una evidencia. Pero si esa persona dejara de estar imputada y, por tanto, se puede rehacer el acuerdo, nos sentaríamos en la mesa a ver si hay manera de rehacerlo para el año y medio que queda de legislatura.

Primarias socialistas

P.- ¿Cómo valora la candidatura de Susana Díaz a las primarias? ¿Pedirían que dejara su cargo en la Junta si las gana?

R.- No nos metemos en los cargos orgánicos de los partidos mientras puedan trabajar más o menos. Yo no voy a entrar en si es secretaria general, que ya veremos si lo es. En todo caso, lo que sí sería grave en términos políticos es que se condicionara la estabilidad si se abandonara el Gobierno de Andalucía, porque habría que rehacer el acuerdo. Tanto si sale secretaria general, o Pedro Sánchez o Patxi López, mientras no toquen la estabilidad de los gobiernos en los que estamos…

P.- ¿Con cuál de los tres candidatos cree que sería más fácil llegar a acuerdos?

R.- No voy a matar a nadie políticamente. He negociado con los tres: Patxi López fue presidente de la Cámara por un acuerdo con el PSOE; con Sánchez también negociamos un acuerdo cuando Rajoy dijo que no al Rey y con Susana Díaz firmamos un pacto de investidura. No tengo mala relación con ninguno de los tres. Yo lo único que creo es que tengo legitimidad para pedirle al PSOE que, por favor, sus legítimas disputas internas no condicionen la estabilidad de España. Si eso es así, que gane el mejor y el que quieran sus militantes.

P.- ¿Ha olvidado Ciudadanos su origen, como aseguran los críticos?

Habría que rehacer el acuerdo en Andalucía si se condiciona su estabilidad”

R.- En 10 años que llevo en el partido no he visto ninguna crónica que nos describa como un Partido Socialista. Lo que ha hecho Ciudadanos es definir lo que todo el mundo sabe que somos: un partido liberal, progresista y constitucionalista. Creo que toda España sabía que éramos eso, lo que hemos hecho es definirlo claramente. Después de 11 años, desde que nació la plataforma en Cataluña, nos parecía que un ideario que hablara de Cataluña y del nacionalismo quedaba un poco obsoleto en comparación con lo que es hoy el partido. El ideario sigue recogiendo los mismos valores de libertad e igualdad. Y salió con un 90% de apoyo.

P.- ¿Ha pagado el cambio de definición?

R.- Yo creo que no. Al contrario, vamos para arriba, la gente está muy satisfecha. Además, en comparación con el resto de congresos, como el del PP que no ha cambiado una coma; o comparado con el follón que se ha montado en Podemos o con las primarias del PSOE, estoy muy satisfecho.

P.- Quiere limitar los mandatos del presidente del Gobierno. ¿Y del presidente del partido?

R.- Eso son los militantes de Ciudadanos quien tienen que decidirlo. Si quieren limitarlo, lo podrán hacer. Aquí hay primarias y se puede votar un candidato y cambiar los estatutos. De momento, no lo han decidido. Un gobierno decide los Presupuestos Generales, da subvenciones, otorga licencias de medios de comunicación… Las redes clientelares que tiene un gobierno no son comparables a las de una entidad. Son dos debates de estado. Fraga, Pujol, Griñán… Ya sabemos las consecuencias de presidencias de 20 años. Nosotros proponemos un nuevo modelo como el de otros países. Si alguien quiere limitar el mandato en el partido, en el nuestro se puede abrir el debate.

P.- Haciendo balance de la legislatura: ¿de qué medida se siente más orgulloso y de qué pacto se arrepiente?

R.- El incremento del permiso de paternidad es una de ellas. A nivel personal y humano me gusta que la gente pueda disfrutar de la familia gracias a la política que uno hace. Y luego, quizá, la Ley de Autónomos. Somos un partido de clase media trabajadora, con muchos autónomos, creemos que es parte del motor productivo de este país y olvidado por muchos años. Si al final ve la luz me sentiré muy orgulloso. Hay muchas pero esas dos me parecen muy simbólicas. En cuanto a pactos, en votaciones, hasta el momento no hay ninguna que nos haya complicado mucho la vida. Seguramente, los seis puntos del pacto Anticorrupción son los más complicados.