El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, se ha distanciado este viernes de la postura oficial de Podemos y ha pedido una nueva convocatoria electoral en Murcia, que a su juicio sería «la única salida digna» a la situación en la región tras la imputación de su actual presidente. Una afirmación que se aleja de lo defendido por Pablo Iglesias, líder de la formación morada, que ha pedido este mismo viernes un «gobierno alternativo» presidido por el PSOE. A primera hora de la jornada, el secretario general de Podemos insistía en que «el PSOE tiene que tomar la iniciativa» de presentar una moción de censura y proponer a otro candidato. «Si no lo hace, lo haremos nosotros», explicaba en una entrevista en Onda Cero.

Poco después, los socialistas presentaban dicha moción de censura para sustituir al actual presidente de la Región de Murcia, el popular Pedro Antonio Sánchez; una iniciativa que no ha sido apoyada por Ciudadanos, poco dispuesto a propulsar un gobierno de izquierdas y más propenso a un adelanto electoral del que saldría fortalecido tras las malas expectativas del PP. Una cita electoral que en cambio sí beneficiaría a IU, que no se presentó con Podemos a las elecciones de 2015 y que actualmente no tiene representación en la asamblea autonómica. Con unos nuevos comicios, la formación, que concurre con Los Verdes, podría regresar a la cámara y obtener hasta dos escaños. Esta es la principal razón por la que , frente a la tesis de Podemos de apoyar un gobierno presidido por el PSOE, el líder de IU haya señalado que «la única salida digna en Murcia es la convocatoria electoral». Una afirmación en la que tampoco han faltado críticas a la postura de Podemos: «Se trata de que elija la ciudadanía, no de regalarle la presidencia al PSOE.», ha asegurado, en un mensaje en las redes sociales.

En Murcia, la dirección de IU-Verdes de la Región también ha manifestado que la única opción válida es disolver la Asamblea y convocar elecciones. En cuanto a la moción socialista, esta formación, sin representación parlamentaria en la Asamblea murciana, afirma que «no podía ser peor en el tiempo, en la forma y en los modos» la moción socialista». Para IU-Verdes, el candidato socialista Rafael González Tovar, incluido en la moción para presidir la Comunidad, «sólo merecería la confianza de la Asamblea si es para dar la palabra a los murcianos en unas elecciones, pero parece que su pretensión es la de regalarse dos años en el poder que los murcianos no le otorgaron en las urnas».