La candidatura de Pedro Sánchez ha decidido cerrar a finales de semana el crowdfunding con el que estaba financiando su campaña después de que la Gestora del PSOE le haya entregado un informe del Tribunal de Cuentas que avala su propuesta para que la financiación de las candidaturas a las primarias se realice a través de una cuenta de titularidad compartida entre el PSOE y las candidaturas. Se someterá al escrutinio del Tribunal de Cuentas y cuando comience el proceso de primarias recaudará fondos a través de una cuenta de Ferraz. La asociación sin ánimo de lucro Bancal de Rosas se disolverá legalmente el 30 julio, y su remanente de tesorería se destinará a una ONG.

El asesor jurídico de la candidatura, Andrés Perelló, se ha felicitado por el acuerdo, ya que evita que los sanchistas revelen los datos de sus ‘mecenas’, como inicialmente pretendía la Gestora. En cambio, la candidatura de Sánchez sí está dispuesta a entregar al Tribunal de Cuentas esa información como anexo de los datos fiscales del PSOE de este ejercicio. «Ha quedado claro que no podemos entregar privadamente una lista de donantes, porque eso lo impide la Ley de Protección de Datos», ha recalcado al salir de la reunión mantenida este martes por representantes de las tres candidaturas con la Gestora.

La asociación Bancal de Rosas ha recaudado 95.000 euros

Este sábado, 1 de abril, después de que el Comité Federal convoque formalmente las primarias, Sánchez dejará de recaudar dinero a través de su plataforma Bancal de Rosas. No obstante, podrá seguir gastando los más de 95.000 euros que ha conseguido hasta ahora. «El crowdfunding se cierra tan pronto como recibamos la nota del partido; se cierra esa cuenta y quien quiera donar que done directamente al partido», ha explicado Perelló, que también ha celebrado que la Gestora reconozca que las donaciones «no pueden ser finalistas», como defendían los sanchistas.

En la reunión de este martes, la Gestora ha entregado un informe del Tribunal de Cuentas que avala su postura sobre la financiación de las candidaturas. «Cabe concluir, en relación con la financiación de los fondos de elección a los órganos de dirección de los partidos políticos, que se trata de una materia que forma parte de la actividad ordinaria de las formaciones políticas y que, por lo tanto, debe regirse por las normas sobre financiación de los partidos políticos y está sujeta a la fiscalización del Tribunal de Cuentas», señala el documento.

Pedro Sánchez se aferraba a un informe jurídico propio que defendía el sistema de crowdfunding con el que ha recaudado hasta ahora más de 95.000 euros, y que se puso en marcha antes de que la Gestora propusiera otro sistema de financiación.

Ese informe defiende que trata de un sistema legal, fiscal y jurídicamente regulado. Y esa regulación incluye la protección de la identidad de los donantes. La propuesta de la Gestora de usar cuentas de titularidad compartida incluía la obligación de revelar el DNI de los donantes, un requisito que supondría problemas legales para la candidatura sanchista, que podría, incluso, ser denunciada por sus propios financiadores.

La candidatura sanchista ha asegurado hasta última hora que la Ley de Partidos a la que alude el informe del Tribunal de Cuentas también prohíbe las donaciones finalistas a las organizaciones políticas, por lo que se incurriría en una ilegalidad. Por ese motivo, ha mantenido su crowdfunding hasta ahora, desafiando a la Gestora. La dirección del partido reclamaba que Sánchez trasvase el dinero recaudado hasta ahora a una cuenta de titularidad compartida y facilite el DNI de los donantes.

Sin embargo, el asesor jurídico del equipo de Pedro Sánchez, Andrés Perelló, ha comunicado su decisión de abandonar el sistema de financiación mediante crowdfunding después de reunirse por espacio de hora y medio con el gerente del PSOE, Gregorio Martínez, y el asesor Álvaro García. Por parte de los sanchistas, también ha estado el secretario de Organización del PSOE de Navarra, Santos Cerdán, y el militante de Dos Hermanas Francisco Salazar.

En esta reunión ha habido, además de representantes de Pedro Sánchez, otros de Patxi López y de Susana Díaz. Todos ellos mostraron su intención de alcanzar un acuerdo, en declaraciones a los periodistas a la entrada de la reunión.

La Gestora recurrió al Tribunal de Cuentas

La Gestora entregó el viernes pasado, día 24, una solicitud para que el Tribunal de Cuentas aclarara el régimen aplicabale, en materia de financiación, a la recaudación de fondos de los aspirantes a las primarias del PSOE.

El Tribunal de Cuentas admite que le corresponde la fiscalización de la actividad económico-financiera de las formaciones políticas, en una carta de dos páginas. Acto seguido, explica que el origen de los fondos que financian a los candidatos puede tener una influencia futura «sobre una determinada decisión política», ya que los secretarios generales «son los que adoptan las principales decisiones políticas que constituyen la concreción del ideario de la formación». Así defendería la revelación de la identidad de los donantes, como defiende la Gestora.

«La sujeción a las normas sobre financiación de los partidos políticos se produce desde el momento inicial en que los aspirantes realicen cualesquieras actos dirigidos a su participación en tales procesos, incluso antes de que estos últimos hayan sido convocados oficialmente, debido a que dichos actos pueden tener una influencia significativa en el devenir d elos mismos y condicionar decisivamente su desarrollo», sostiente el Tribunal de Cuentas.

«Como consideración adicional, debe tenerse en cuenta que, en el anterior proceso interno de elección de secretario/a general de esa formación política, según resulta de la información disponible, la financiación obtenida por lso aspiratnes que participaron en el referido proceso figura recogida en los estados contables del partido correspondientes al ejercicio 2014, presentados ante el Tribunal de Cuentas y cuya fiscalización está en curso», añade el documento, firmado por el presidente del tribunal, Ramón Álvarez de Miranda, y dirigido al gerente del PSOE, Gregorio Martínez.