Susana Díaz ha entrado formalmente en la carrera hacia las primarias y la Gestora se ha movilizado. Un día después de que su portavoz, Mario Jiménez, asegurara en televisión que las normas del proceso estaban claras y no se podían modificar, la dirección provisional del PSOE lanza un cambio de gran calado: propone a los candidatos un sistema de financiación que exige el DNI de los donantes en las campañas de crowdfunding iniciadas por Pedro Sánchez y Patxi López.

El caso del ex secretario general es especialmente importante para la Gestora. Sánchez ha recaudado 80.000 euros y lleva un mes realizando grandes actos como el celebrado el domingo pasado en el Palacio de Exposiciones y Congresos de Cádiz. El portavoz de la Gestora, Mario Jiménez, viajó a Valladolid dos días después de que el candidato celebrara otro mitin multitudinario en la Cúpula del Milenio de la ciudad. Fuentes cercanas señalan que el motivo del desplazamiento era indagar sobre la financiación de ese acto, como previamente se habría hecho con el celebrado en Dos Hermanas (Sevillas). Ambas ciudades tienen alcaldes socialistas pro Sánchez.

La Gestora quiere saber el DNI de los donantes

Tras esas indagaciones, la Gestora ha propuesto un sistema de financiación de las candidaturas a través de unas cuentas corrientes habilitadas por el propio PSOE. “Una de ingresos, en la que debéis hacer constar la identidad de los donantes (nombre completo y DNI) y que deberá ser la única cuenta existente de canalización de la captación de fondos de tu candidatura”, y otra de gastos.

De esta manera, la dirección del PSOE tendrá el DNI de cada donante de las tres candidaturas. A los pocos minutos de esa comunicación, en las redes sociales ya empezaba a circular la campaña de donaciones a favor de Susana Díaz, que se adecua perfectamente a las normas propuestas por la Gestora.

Paralelamente, desde el equipo de la presidenta se siembran dudas sobre el sistema de financiación de Pedro Sánchez y se apunta directamente a la indemnización que ha recibido del Congreso tras dimitir como diputado.

Además, los principales aliados de Díaz ya advierten de que la campaña contra Sánchez será dura y no reparará en difundir documentación que pruebe mentiras sostenidas por el ex secretario general o sombras en sus actuaciones. “Esto no ha empezado todavía. Después de la presentación de Susana Díaz saldrán muchas cosas a la luz”, asegura un importante ex dirigente del partido.

“Un sistema limpio”

Por su parte, la candidatura de Sánchez asegura que puede justificar perfectamente todos sus gastos a través de las donaciones recibidas. De hecho, el sistema utilizado, para participar con cantidades que oscilan entre los 10 y los 300 euros, incluye el nombre y el DNI del donante, que recibe un correo electrónico justificativo de la operación.

En medio de esta batalla, la candidatura de Patxi López teme las consecuencias del terreno “resbaladizo” en el que incurre la Gestora. Considera que la dirección provisional se está encargando de la confrontación con Pedro Sánchez, librándole de ese trabajo “sucio” a Susana Díaz, que permanece inmaculada en la batalla.

Por ese motivo, los patxistas se mantendrán al margen de cualquier polémica entre ambos bandos. Eso sí, consideran arriesgada la estrategia de la Gestora y la baronesa andaluza, que tampoco ha justificado hasta ahora el pago del acto organizado para ella por el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, en la Fundación ONCE de Madrid. El precio del alquiler y el satélite de televisión asciende a unos 8.000 euros, a los que se suman los autobuses fletados para llenar el recinto. Tampoco se ha explicado cómo se pagará el alquiler del Pabellón 1 de Ifema donde presentará candidatura el 26 de marzo, y que está reservado a nombre de la agencia de viajes de una gran cadena comercial.

Desde la privilegiada posición de espectadores, los patxistas consideran que la entrada en acción de la Gestora se debe no sólo a los intereses sucesiorios de Mario Jiménez en Andalucía, sino también a la inquietud creada en Asturias por el avance de Pedro Sánchez de la mano de la diputada asturiana Adriana Lastra. Javier Fernández, presidente del Principado, de la Gestora y del PSOE asturiano, podría perder la votación de las primarias en su propia comunidad, si se confirman las cifras manejadas por la candidatura sanchista.