Podemos quiere estabilizar los ingresos del partido provenientes de donaciones particulares y ha lanzado en redes una campaña con mensajes y vídeos que animan a sus seguidores a pagar cuotas mensuales a la formación, después de que las donaciones particulares cayeran un 27% en 2016 respecto al año anterior, según los datos disponibles en su página web.

El porcentaje de ingresos provenientes de donaciones particulares se redujo notablemente en el pasado año. Si en 2015 las aportaciones privadas suponían un 57,2% de los ingresos totales de Podemos, en 2016 ha bajado hasta el 26,9%, según los últimos datos, actualizados a final de septiembre de 2016. Esta disminución proporcional de las donaciones se explica también en que en 2016 aumentó considerablemente la subvención: en 2015 Podemos apenas recibió medio millón de euros (433.300,6€) en la partida de subvenciones y en 2016, tras haber obtenido representación parlamentaria, esta cifra se elevó a más de cuatro millones y medio (4.666.272,12 €).

En 2016, Podemos recibió 1.359 euros menos de donaciones al día que en 2015

Llama la atención la comparativa mensual de Podemos en cuanto a donaciones particulares y el descenso de 2016 respecto al año anterior. En 2015, la cantidad recaudada por la formación morada mediante esta fórmula fue de 1.804.622,4 euros; una cifra que de media implicaba una aportación mensual de 150.385,2 € de sus inscritos y simpatizantes. Es decir, en un mes de treinta días Podemos recibía una media de 5.128 euros diarios a través de colaboraciones económicas de sus inscritos.

Una cifra que cayó considerablemente en 2016. Si bien los datos de la web del partido no están actualizados, la cifra de donaciones que figura a fecha de 30 de septiembre de 2016 es de 986.464,6, casi la mitad de lo recaudado en el año anterior. Al no estar actualizada la información, no queda constancia de la cifra total de donaciones en el año completo, pero el dato de septiembre sí deja otra cifra: la aportación privada de 2016 fue, de media, de 109.606,3 euros al mes; es decir, un 27,11% menos que en el año anterior. Si en 2015 recibía más de cinco mil euros diarios, en 2016, recibió 3.653,5 €. En total, en 2016 dejó de recibir 1.359 euros diarios de aportaciones económicas respecto al año anterior.

Aunque los datos no están completos, nada parece indicar que en los últimos tres meses de 2016 rompieran la dinámica de fuerte caída. Las circunstancias en las que se desarrolló ese periodo en Podemos, en plena época precongresual, hace pensar que las aportaciones particulares podrían haber caído aún más durante ese tiempo, debido a que los principales proyectos que compitieron en la Asamblea Ciudadana Estatal abrieron respectivos canales de recaudación crowdfunding para recibir aportaciones particulares a su candidatura y financiar así la campaña de Vistalegre II.

La campaña de afiliación: “Quien paga, manda”

El pago de cuota es uno de los requisitos de afiliación en partidos como PP, PSOE o Ciudadanos. En el caso de Podemos, cualquier persona puede inscribirse a la formación y participar en sus votaciones sin pagar ninguna cantidad, aunque los morados quieren estabilizar sus ingresos y afianzar a quienes hagan una aportación periódica bajo la promesa de “quien paga manda”, según el vídeo lanzado este miércoles y distribuido por dirigentes como Pablo Iglesias.

Podemos quiso causar un golpe de efecto con esta campaña y adelantó horas antes de su lanzamiento que desvelarían “la sorprendente conexión entre Correa y la financiación de Podemos”. Este miércoles a la hora prevista las cabezas visibles del partido lanzaban simultáneamente un vídeo que respondía a esta incógnita. En él, junto al lema de #CorreafinanciaPodemos aparece un personaje ficticio que realiza donaciones al partido y que tiene el mismo apellido que el presunto líder de la trama Gürtel.

Con esta idea, Podemos aprovecha para ironizar sobre los medios de comunicación, reproduciendo un reportaje televisivo y cabeceras de periódicos con el titular de “Correa financia Podemos” e insistir en su denuncia sobre la persecución mediática de la que se sienten víctimas. El secretario de Organización de Podemos, Pablo Echenique, apunta directamente contra el director del digital Okdiario de impulsar estas informaciones. En este sentido apunta: “Si quieres unirte a la Gürtel podemita, colabora tú también”.

La formación morada siempre ha hecho gala de no financiarse a través de bancos; un argumento que también refuerza la campaña lanzada. En un mensaje en su cuenta de Twitter, Iglesias aseguraba que este tipo de financiación “atemoriza a la trama”, puesto que gracias a los colaboradores “no dependeremos nunca de ella”. Podemos ofrece en su web fórmulas de financiación alternativas a la bancaria, como el crowdfunding para donar a proyectos concretos, la venta de merchandising o a través de microcréditos.

Podemos advierte de que las colaboraciones económicas “no confiere la condición legal de afiliado”

La colaboración a través de cuota es otra de las posibilidades que ofrece el partido, que en su página web anima a contribuir de este modo: “Colaborando con Podemos conseguirás que este proyecto siga creciendo mes a mes y garantizarás la independencia necesaria para un proyecto cuyas únicas lealtades van a estar del lado de la gente. Convirtamos la indignación en cambio. Es el momento, estamos preparados:  Hagámoslo posible”, señala en la página de donaciones.

A la hora de emitir las colaboraciones económicas a través de la página web, la formación especifica la “relación entre Podemos y el colaborador”, y advierte de que la realización de aportaciones “no le confiere la condición legal de afiliado o simpatizante”, ni la otorga “derechos frente al partido, ni queda obligado por sus estatutos y demás normas internas”. Una advertencia que busca marcar la diferencia con el resto de los grandes partidos para normalizar una fórmula de cuota que sí está instaurada en las formaciones de la llamada vieja política.