El ex secretario general del PSOE y aspirante a volver al puesto, Pedro Sánchez, quiere que su contrincante Patxi López se integre en su candidatura para las primarias del 21 de mayo, y así se lo ha ofrecido en un acto en Alcalá de los Gazules (Cádiz) este viernes. Una propuesta que llega justo después de la demostración de fuerza de la recogida de avales, donde se quedó sólo 5.200 apoyos por detrás de Susana Díaz. La oferta lanzada busca desequilibrar a su favor el empate que guarda con Díaz y poner en un brete al ex lehendakari, que en caso de rechazar el órdago tendría serias dificultades para justificar un acuerdo posterior con la presidenta andaluza.

«No tenemos que esperar al 21 para reconstruir la unidad en el partido, podemos empezar ya. Sobre todo, la unidad entre los que hemos compartido camino, los que queremos recuperar credibilidad, abrir el PSOE al siglo XXI. Por eso, hoy aquí tiendo la mano a mi querido compañero Patxi López. Con todo respeto, con toda humildad, sería un honor, un orgullo compartir camino para hacer del PSOE un partido de izquierdas. Debemos caminar juntos hasta el 21 de mayo», ha anunciado en la cuna del socialismo andaluz. Un mensaje que ha reproducido poco después en las redes sociales y que ha recibido el apoyo de miembros destacados de su candidatura como el andaluz Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, que en su cuenta de Twitter reafirmaba la propuesta: «Juntos somos más, Patxi López».

En contrapartida, Sánchez se ha ofrecido a incorporar en su ponencia algunas de las propuestas de López como crear una secretaría de agrupaciones locales, una convención anual de balance y estrategia, el voto telemático, generar un impulso de la formación entre la militancia, la redacción código ético para las redes sociales, acabar con los avales y que las primarias sean a doble vuelta.

«Algunos están sorprendidos por el resultado de los avales. Efectivamente hay partido y quien va a ganar es la militancia», ha asegurado, antes de llamar a la unidad en el PSOE y, sobre todo, entre los votantes y el partido, que se ha «quebrado» por la abstención. En segundo lugar, Sánchez se ha propuesto como la única opción capaz de volver a unir a las bases con la dirigencia.

Con estos argumentos, el ex líder socialista hace suyo el argumento principal que ha defendido Patxi López: la idea de que es el único capaz de unir al partido. Con esta propuesta, Sánchez también busca desactivar la posibilidad de que esta tercera vía pueda, llegado el momento, unir sus fuerzas con la candidata andaluza, puesto que le pondría en el brete de tener dos opciones para elegir y renunciar al terreno neutro en el que quiere enmarcarse.

La candidatura de Patxi López rechaza la oferta

Sánchez no llamó al ex lehendakari para hacerle el ofrecimiento, sino que aprovechó un acto para hacerla pública. Una circunstancia que ha generado malestar entre los miembros de la candidatura de Patxi López, que se han precipitado a rechazar la oferta, aunque por lo pronto el candidato no se ha pronunciado. López, que hoy tenía programado un acto en La Coruña, ha suspendido su agenda, aunque desde su candidatura aseguran que los motivos no tienen nada que ver con la oferta de Pedro Sánchez, sino con el seguimiento del recuento y la verificación de los avales.

López fue el único candidato que no presentó sus avales diferenciados por provincias. Según explicaron fuentes de su equipo, no se ha hecho un recuento territorializado porque no creen que los avales sean «representativos de la fuerza de la candidatura». «Esto no es una meta volante, es la parrilla de salida de la campaña», esgrimían.

No ha sido vista así por los dos principales candidatos, que fijaron la recogida de avales como la primera guerra, antesala de las primarias del 21 de mayo. El ex líder socialista ofrece unir sus fuerzas a López después de que la recogida de avales haya demostrado que el PSOE está dividido fundamentalmente entre sus partidarios y los de Susana Díaz. Sánchez presentó algo más de 57.000 avales y Susana Díaz 63.000. López, que aseguró que no quería hacer una «guerra de avales» entregó 12.000, poco más de los 9.300 necesarios.