Pedro Sánchez ha realizado este jueves toda una demostración de fuerza en las primarias del PSOE. El ex secretario general ha presentado 57.369 avales, solo 6.000 menos que Susana Díaz, la favorita del aparato, que ha conseguido el apoyo de un tercio de la militancia, 63.482 apoyos firmados por militantes. El ex líder del partido confirma así el principal temor del establisment del partido y pisa los talones a la baronesa andaluza en la carrera hacia Ferraz.

La diferencia de votos se puede considerar un empate técnico, dada la desigualdad de condiciones de la contienda. Díaz se presenta con el apoyo sin fisuras de los aparatos del PSOE, mientras que Sánchez aparece como un outsider, un líder derrocado por los dirigentes de su propio partido. «Estoy emocionado. Esto es imparable«, ha asegurado el candidato tras el abrumador apoyo recibido. Ha superado su propia marca en las primarias de 2014, cuando, de la mano de Susana Díaz logró 41. 338 avales, en su mayoría procedentes del PSOE andaluz. Ahora, su apoyo está más repartido por todas las federaciones.

Por su parte, Susana Díaz ha vuelto a apabullar con sus apoyos en la carrera hacia la Secretaría General del PSOE. Tras su presentación rodeada de todos los referentes del partido en Madrid, este jueves llega la guerra de avales. Los representantes de su candidatura han llegado a Ferraz con 17 cajas «llenas de ilusión y de esperanza», 63.482 avales recabados; más del 32% del censo oficial del partido, 187.949 militantes, y una cifra superior al de afiliados andaluces, que alcanzan los 45.655.

Los pinchazos de público sufridos en las últimas semanas por la presidenta andaluza han llevado al aparato del partido a hacer un último esfuerzo en la recogida de avales. Secretarios generales y cuadros medios de las federaciones que apoyan a Díaz han tensionado la organización con el objetivo de arrasar a los adversarios en avales, sobre todo en Andalucía.

El objetivo era superar con creces los 41.338 avales logrados por Pedro Sánchez en 2014 se ha conseguido. Entonces, el PSOE andaluz le recogió 14.389 avales, más de un tercio de los consiguió en toda España. Ahora, la baronesa rebasa esa cifra y supera en avales, incluso, al número de militantes andaluces: 45.655. Demuestra así un control absoluto del PSOE-A, columna vertebral del partido, y el apoyo sin fisuras de otras federaciones destacadas.

Por su parte, el equipo de Patxi López ha entregado este jueves en la sede del PSOE un total de 12.000 avales. Sus colaboradores, encabezados por el ex secretario de Organización Óscar López, han restado importancia a la guerra de avales que vive hoy el partido: «No es una meta volante, sino la casilla de salida, hoy empieza todo», ha insistido a las puertas de Ferraz, donde han llegado con seis cajas con aproximadamente 12.000 avales, casi tres mil más de las 9.368 firmas de militantes necesarias para ser candidato.

La candidatura de López, previsiblemente la que recibirá menos apoyos, se desmarca así de la estrategia marcada por Susana Díaz para apabullar a sus contrincantes con un número de avales que supere el 20% del censo del partido.

El equipo de Pedro Sánchez también quiere hacer alarde de respaldos de militantes a pesar de presentarse frente al aparato del partido.