Manuel Moix, actual jefe de la Fiscalía Anticorrupción, ha sido entrevistado por Carlos Ansina en Onda Cero en relación a las informaciones que se publicaron ayer sobre la sociedad offshore con sede en Panamá de la que es dueño desde 2012. Según Moix, él no tuvo constancia de que la casa que heredó de sus padres pertenecía a dicha sociedad hasta que estos murieron y asegura no poder hacerse cargo «de los actos» de sus progenitores.

Además, ha asegurado que tiene pendiente una reunión con José Manuel Maza, fiscal general, y que se equivocó al no contarle su vinculación con una sociedad panameña. «Yo no tengo ningún apego al cargo y cualquier solución me parece razonable», ha afirmado sobre la posible repercusión de estas informaciones.

A la pregunta de Alsina de porqué no se deshizo de la sociedad al heredarla, el fiscal anticorrupción, ha contestado que se trató de un tema meramente económico. «Deshacer una sociedad y adjudicar el bien no es barato. Hay que pagar una serie de impuestos, de residentes, de plusvalías… y encarece la operación». A lo que ha añadido que «todo mi patrimonio está legalizado desde el primer momento. He cumplido de la manera más estricta y escrupulosa. En el momento que recibo el bien se pone el valor de la sociedad y todos los datos y mi participación».

Ante su posible falta de imparcialidad y de ética, que ha destacado Alsina, Moix ha asegurado que respeta su opinión pero que «la ética es muy subjetiva y aunque se puede entender que no es estéticamente correcto no es ilegal».

Además, ha añadido que no conoce a la tesorera de la sociedad, una mujer de 92 años. «Ni la conozco ni lo se. Yo heredo parte de una casa que esta a nombre de esa sociedad y yo no tengo ningún cargo en esa sociedad y no se quienes son los integrantes y no lo he sabido nunca».

La secretaria primera de la Mesa del Congreso, Alicia Sánchez-Camacho, ha afirmado hoy que el PP mantiene la confianza en el fiscal jefe de Anticorrupción, Manuel Moix, y que «no hay que darle más vueltas a lo que no es», en referencia a la propiedad del fiscal de un 25 % de una sociedad en Panamá.

Reacción del Partido Popular

En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso, Sánchez-Camacho ha sostenido que Moix ya ha dado las explicaciones oportunas, «que es lo que han pedido los grupos», y ha considerado que «eso está bien». A su juicio, «todo el mundo tiene y puede hacer lo que considere oportuno» pero, ha añadido, «de acuerdo a la ley».

«El señor Moix ha justificado que ha hecho las cosas legalmente y yo no creo que se le tenga que dar más vueltas a lo que no es», ha dicho.Sobre este mismo asunto también se ha manifestado el secretario general de Ciudadanos (Cs), José Manuel Villegas, que ha asegurado que su grupo parlamentario quiere que Moix «dé explicaciones en sede parlamentaria».

Ciudadanos ha pedido la comparecencia del fiscal jefe de Anticorrupción para que explique, según Villegas, «el por qué y el cómo» para que así puedan valorar «no sólo la legalidad, sino también la ética y la estética de la situación».