El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha ofrecido al que fuera uno de sus rivales en las primarias, el ex lehendakari Patxi López, un puesto en la próxima ejecutiva federal, de la que también formará parte el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, han confirmado a Efe fuentes socialistas.

Sánchez, que se reunió la semana pasada con López, reconoce que ambos «siempre han coincidido en lo estratégico«, según subrayan desde el entorno del secretario general. Aunque no ha trascendido el cargo que ofreció Sánchez a López, las fuentes señalan que es un puesto ya existente en la Comisión Ejecutiva Federal, no de nueva creación.

A la espera de la respuesta del ex lehendakari, Sánchez sigue diseñando la próxima dirección del PSOE, en la que las fuentes han confirmado un nuevo nombre, el del alcalde de Valladolid, Óscar Puente, que ya fue miembro de su candidatura a las primarias.