El cambio en la dirección del PSOE tras la llegada de Pedro Sánchez ya se deja sentir en el Congreso de los Diputados. Este martes su portavoz parlamentario, José Luis Ábalos, ha confirmado el giro socialsita al dar el visto bueno a la comparecencia de los ex comisarios Eugenio Pino, Director Adjunto Operativo de la Policía (DAO) y su número dos, José Ángel Fuentes Gago, en la comisión de investigación sobre las escuchas en el ministerio del Interior una semana después de haberse opuesto. Un cambio de postura que permitirá la citación de ambos mandos policiales en sede parlamentaria gracias a los votos de Unidos Podemos, PSOE, ERC y PdeCat.

El cambio de postura en el PSOE llega una semana después de que vetaran estas mismas propuestas y tras las acusaciones de Podemos de entorpecer las labores de la comisión y de formar parte de la la «Triple alianza» junto con PP y C’s. El Partido Socialista liderado por Sánchez se desmarca ahora de estas acusaciones y toma distancia con el PP para endurecer su papel de oposición. En declaraciones en el Congreso, Ábalos ha subrayado la importancia de que se produzcan las comparecencias, que fueron propuestas por Unidos Podemos: «Es importante que vaya el Director Adjunto Operativo y que vaya el jefe de Gabinete, porque han salido en las declaraciones», ha asegurado en referencia a Pino y Fuentes Gago.

En este sentido, tampoco ha descartado una posible intervención del comisario José Villarejo, y  ha abierto la puerta a esta posibilidad: «El hilo de la investigación tiene que tener una dinámica que vaya enlazando con las diversas manifestaciones. En esa lógica, si surge otra cuestión que se pronuncie por parte de los comparecientes y convenga revisar pues no hay ningún problema», ha destacado.

Sin embargo, el cambio de postura del PSOE no es total, y mantienen su rechazo a que que el ex ministro del Interior Alfredo Pérez Rubalcaba sea citado a comparecer, como piden los de Pablo Iglesias. «Rubalcaba no tiene nada que ver con este tema», ha zanjado Ábalos, remarcando la necesidad de «preservar» el objeto de la comisión.

El portavoz del PP en el Congreso, Rafael Hernando, ha criticado este cambio de criterio de los socialistas y le ha lanzado una amenaza velada, apuntando a la posibilidad de que se requiera también la presencia del exministro Alfredo Pérez Rubalcaba. Hernando ha afeado al PSOE la «ruptura del acuerdo» alcanzado en comisión y ha asegurado que el PP va a seguir manteniendo lo acordado, si bien ha recordado que «hay quien dice que tiene que venir» a esa comisión «el señor Rubalcaba». «Yo de momento no lo veo necesario», ha dicho, para añadir después que «a lo mejor» resulta que sí tiene que hacerlo más adelante

Podemos ve el giro como «una buena noticia» aunque reclama la comparecencia de Rubalcaba

En rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, la portavoz parlamentaria de Unidos Podemos, Irene Montero, ha calificado de una «buena noticia para la democracia» el cambio de postura del PSOE, y ha pasado a describir la importancia de la su declaración en comisión, puesto que la reunión entre Daniel de Alfonso -ex director de la Oficina Antifraude de de Cataluña– y el ex ministro Jorge Fernández Díaz en la sede ministerial se produjo a instancias de un tercer actor y, según Montero, tanto De Alfonso como Fernández Díaz «dejan claro que habría sido Fuentes Gago» el encargado de urdir el encuentro.

La portavoz del partido de Iglesias sin embargo también ha destacado la importancia de Rubalcaba, del que mantienen su petición de comparecencia pese a la negativa del PSOE.