El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha vuelto a descartar «entrar en un Gobierno Frankenstein, como diría Rubalcaba», con Podemos y los separatistas, si bien está abierto a «colaborar» con el PSOE en temas de Estado, pero lo que no no van a hacer es «jugar en los despachos».

Y tanto es así que no se plantea, ha dicho, reeditar un pacto con el PSOE, una idea que ha descrito como «entre política histórica y ficción», histórica porque ya se intentó y fracasó -ha señalado- y ficción porque tanto los socialistas como ellos tienen ahora menos escaños. Además, Podemos, ha asegurado Rivera, no querrá apoyar un gobierno con la formación naranja.

El líder de Ciudadanos ha advertido de que no se puede «poner en jaque, ni patas arriba» a España por el escaño del líder socialista, Pedro Sánchez, porque la legislatura ya está en marcha, recordando que él dejo su acta de diputado de forma voluntaria.

«Él (Sánchez) se bajó de la legislatura y quiso hacer unas primarias fuera del Parlamento» y eso tiene unas consecuencias, ha señalado Rivera, y por eso ahora tiene que «comentar la actualidad» desde artículos en los periódicos y no desde el Congreso, refiriéndose al que hoy publica el líder socialista en El Mundo.

Rivera, en declaraciones en la Cámara, ha dicho que entiende que Pedro Sánchez quiera volver a ser diputado, pero «no es culpa» de los españoles que abandonara ni tampoco lo son de la crisis interna socialista. Su quiere, ha añadido, «tiene todo el derecho» a presentarse a las próximas elecciones, pero ha recalcado que el Congreso tiene que seguir trabajando y hay que ganar a Mariano Rajoy «en las urnas».

De esta manera, el presidente de Cs ha hablado de la posibilidad de una nueva moción de censura que dejó ayer caer el líder de Podemos, Pablo Iglesias, alimentando un entendimiento con los socialistas. Según ha dicho, hay que «mentalizarse» y si se quiere que haya una alternativa al PP hay que «construirla» y eso se hace también trabajando en el Parlamento, promoviendo las reformas que necesita el país.

Por eso, ha aprovechado para emplazar al «señor Sánchez» a que se «moje» y apoye a Ciudadanos en medidas como la eliminación de los aforamientos, la limitación de los mandatos presidenciales o que deje de poner «trabas» en la comisión de investigación sobre las cajas.

Espera Rivera, en definitiva, que el PSOE y Podemos, «en lugar de pelearse por los escaños», se pongan a trabajar porque quedan muchos asuntos por resolver.