Pablo Iglesias quiere convertir los gestos concretos con los socialistas en una dinámica general. El líder de Podemos ha asegurado que esperan un «cambio estratégico» en el nuevo PSOE de Pedro Sánchez, para que los acuerdos puntuales se traduzcan en una alianza estable que, en último caso, dé lugar a un gobierno conjunto entre ambos partidos. La maquinaria ya se puso en marcha en el debate de la moción de censura, donde Podemos escenificó su oferta a los socialistas.

«Es muy difícil que gobernemos solos en España y que el PSOE gobierne solo en España», ha señalado el líder de Podemos en una entrevista en Cadena SER. Iglesias deja claro que los lazos que quieren tender con los socialistas no van encaminados sólo a desalojar al PP de la Moncloa, sino a entrar en un hipotético gobierno progresista. «Ellos saben tan bien como nosotros que para gobernar nos vamos a tener que poner de acuerdo», ha reiterado.

El líder de Podemos no contempla que su partido pueda prestar apoyo a un ejecutivo socialista, y adelantado su interés en establecer una alianza «entre diferentes fuerzas progresistas», tal como ha ocurrido en los ayuntamientos de Madrid o Barcelona, gobernados por una coalición de diferentes plataformas. «Ojalá ese modelo de los ayuntamientos del cambio lo podamos llevar a España también», ha destacado.

Tras la llegada de Sánchez, Iglesias ha dado por acabada la era de la «triple alianza», un bloque formado por PP, Ciudadanos y PSOE que a su juicio sostenían el gobierno de Mariano Rajoy. Respecto a las primarias del PSOE, el dirigente ha reconocido que contemplaban dos escenarios. En el caso de que ganara Susana Díaz, ha señalado, «tendríamos enfrente a tres formaciones políticas», además de que «tendríamos que esperar para gobernar».

Con la llegada de Sánchez, ha reiterado, «ellos saben tan bien como nosotros que para gobernar nos vamos a tener que poner de acuerdo». En este sentido, Iglesias invitado al líder socialista a cumplir su palabra, con un apelación constante a sus bases: «Las bases ya han dicho que prefieren al PSOE más cerca de Podemos que del PP», ha señalado Iglesias, que ha llamado a Sánchez a ser consecuente: «Ahora tiene una tarea enormemente difícil que es cumplir su palabras y no defraudar a los militantes. Si defraudan, eso sería definitivo».