El pleno del Congreso no ha conseguido la unanimidad requerida para leer la declaración institucional para conmemorar el vigésimo aniversario del asesinato de Miguel Ángel Blanco a manos de ETA. El grupo de EH-Bildu ha vetado el texto que con anterioridad habían consensuado el resto de partidos, a propuesta del PP.

Tras las controversias partidistas por los homenajes rendidos este martes en toda España al joven concejal secuestrado y ejecutado por ETA, el grupo popular buscaba una declaración institucional que mostrara una unanimidad en el reconocimiento a las víctimas del terrorismo. El PP ha aceptado matizaciones y modificaciones del texto inicial propuestas por el PSOE y por Unidos Podemos, que se han sumado así a la iniciativa. Ese consenso ha sido imposible con el grupo de Bildu, que con su veto ha impedido la lectura del documento en la Cámara.

«Después de 50 años de horror y sufrimiento a manos de la banda terrorista ETA, con el menos 850 personas asesinadas, miles de personas chantajeadas y muchísimas familias que tuvieron que abandonar su tierra por la presión ejercida por los terroristas y su entorno, podemos hoy afirmar que el Estado democrático y de derecho ha conseguido derrotar a ETA», asegura el texto.

«La experiencia de estos años pone de manifiesto que sólo desde la unidad y la suma de esfuerzos se puede derrotar a uno de los peores enemigos de la democracia que es el terrorismo». «Debemos contribuir entre todos a imponer socialmente una lectura de lo sucedido en clave de condena de las acciones terroristas, manteniendo siempre la memoria de las víctimas y trabajando para su reparación. En la lucha antiterrorista, las víctimas son nuestra referencia», añade.

PP y Podemos se lanzan reproches durante las intervenciones del pleno

Durante la sesión, centrada en la aprobación del techo de gasto para 2018, los diputados han hecho referencia al aniversario del asesinato que originó el espíritu de Ermua, el principio del fin de ETA. Distintos portavoces han mostrado su recuerdo y su solidaridad con la familia del joven concejal. Unidos Podemos no ha rehuído el debate. «Hoy recordamos el dolor sufrido por Miguel Ángel Blanco durante su secuestro y asesinato», ha expresado su portavoz de Cultura, que tenía 16 años cuando se produjo el crimen, y que ha reclamado que nadie intente patrimonializar ese dolor.

Por parte del PP, la ex alcaldesa de Jerez María José García Pelayo le ha respondido: «Coincido con usted en que nadie es más que nadie, pero creo que alguien es menos que nadie cuando no tiene la altura moral o no tiene la grandeza de corazón para reconocer o recordar que hace 20 años una persona, con independencia de la ideología que tuviera, dio su vida por defender las libertades de los demás».

La falta de consenso también ha impedido aprobar una declaración institucional sobre la situación política de Venezuela, también presentada por el PP, y otra sobre la muerte de 49 inmigrantes en el mar de Alborán, a instancias del PSOE.  Unidos Podemos se ha negado a secundar la propuesta sobre la liberación de Leopoldo López y asegura que ha entregado un texto alternativo que no ha sido aceptado por el PP.

«El Congreso saluda la ex carcelación de Leopoldo López producida el 7 de julio, y agradece especialmente el papel jugado por el ex presidente Rodríguez Zapatero en este proceso. Esta ex carcelación es una prueba de que los intentos de mediación y diálogo entre las partes, como los promovidos por UNASUR con la participación de los tres ex presidentes y el Vaticano, son el camino a seguir y deben obtener el apoyo decidido de la comunidad internacional», defendía la declaración presentada por el PP.

Por su parte, el PSOE se ha encontrado con el rechazo de Podemos a su iniciativa para recordar a los 49 inmigrantes muertos en el mar de Alborán. «Para el grupo socialista era un asunto crucial que la Cámara expresara su consternación por esta tragedia», ha lamentado.