Tras el escándalo que ha producido la reunión del hijo de Donald Trump con una abogada afín al Kremlin, ahora The New York Times desvela que el interés de proporcionar información dañina sobre Hillary Clinton vino directamente de Rusia. Tal y como ha publicado el diario estadounidense, el hijo mayor del presidente de Estados Unido contestó a un email en el que le ofrecían una reunión para conseguir datos de interés sobre la contrincante electoral de su padre.

“Si es así, me encanta” (I love it, en el original), le contestaba a Rob Goldstone, publicista y periodista, que ayudó a organizar la reunión entre Trump Jr y la abogada rusa. El propio Goldstone afirmó en un email anterior que la intención de Rusia era colaborar en lo posible para que el magnate americano ganase las elecciones presidenciales a Hillary Clinton.

Tras publicarse esta información, el propio hijo de Donald Trump ha querido mostrar los correos, alegando que se trataba de una frase “sacada de contexto”, tal y como ha expresado en su cuenta de Twitter.

Como se desveló el pasado lunes 10 de julio, el hijo mayor de Donald Trump, Donald Trump Jr., se reunió durante la campaña presidencial de 2016 con una abogada cercana al Gobierno ruso con la promesa de obtener información que podría dañar a su rival en la carrera por la Casa Blanca, Hillary Clinton.

En la reunión con la abogada, celebrada en la Torre Trump de Nueva York el 9 de junio de 2016, estuvieron además el que era entonces jefe de campaña, Paul Manafort, y el yerno de Trump, Jared Kushner. El sábado el periódico informó del encuentro, pero no se conocía nada del contenido de la reunión.