Artur Mas, ex presidente de la Generalitat, ha asegurado que para que el posible referéndum que se celebrará el próximo 1 de octubre se considere valido este debería tener una participación mayor. Además, ha criticado las «dudas» de Ada Colau sobre el mismo.

En una entrevista en el digital Ara.cat, el líder del PDeCAT (antes CDC) ha lamentado que Barcelona haya «perdido un alcalde comprometido» con el soberanismo como Xavier Trias y se haya «quedado con una alcaldesa dudosa» con el referéndum del 1-O. Sobre esta eventual consulta, ha considerado que, para poder aplicar los resultados, debería haber una «participación significativa» que no ha querido cifrar, aunque ha indicado que debería ser superior a la del 9N, cuando votaron 2,3 millones (el 37 % de la población).

En el caso de que «hubiera esta participación suficiente y hubiera ganado el sí», Mas ha señalado que acto seguido se debería abrir una «negociación con Madrid y Bruselas» para acordar cómo se aplica la secesión. Ha subrayado que él, como expresidente de la Generalitat, está «para ayudar, no para molestar», y en este sentido, al ser preguntado por el cese de Jordi Baiget, ha expresado: «Doy pleno apoyo a las decisiones del president -Carles Puigdemont-, sean las que sean».

Dicho esto, ha señalado que Baiguet, que fue su secretario de Govern, es una persona de «muy valiosa, leal y eficaz», aunque, «si un presidente del Govern considera que un conseller no es cien por cien de su confianza, forma parte de sus facultades» cesarle. Sobre las posibles consecuencias del juicio del Palau de la Música sobre CDC, Mas ha indicado que no le «asusta asumir responsabilidades», aunque ha indicado que ya solo es expresidente de la Generalitat y presidente del PDeCAT.