El Partido Popular organizará a la vuelta del verano un foro  sobre Desarrollo Territorial coincidiendo con la cuenta atrás de la hipotética consulta catalana. La idea es celebrarla en una de las llamadas comunidades históricas o nacionalidades, en concreto en Galicia, donde gobiernan los populares. De esa manera darán réplica a un otoño caliente que los independentistas pretenden inaugurar con una gran movilización pública en la Diada, el 11 de septiembre, y desde ahí, pisar el acelerador hacia un referéndum imposible que se ha ido cobrando distintas víctimas en el mundo convergente y que el Tribunal Constitucional ha prohibido por ilegal.

Los populares harán un repaso por el desarrollo territorial que nuestro país ha experimentado en los últimos cuarenta años hasta convertirse en uno de los países más descentralizados del mundo, y apuntarán que fue bajo presidencias populares que se culminaron competencias fundamentales para las Comunidades autónomas como Sanidad y Educación.

Aunque todavía no está configurado el contenido del foro, no es descartable una oferta de mano tendida al ejecutivo catalán si se rinde ante la evidencia de la ilegalidad de su deriva independentista, en la misma línea de la intervención de Rajoy el pasado sábado en Bilbao cuando invitó a Carles Puigdemont a seguir la senda del «acuerdo y del entendimiento» del lendakari, Íñigo Urkullu, con el que ha cerrado acuerdos trascendentales como la renovación de cupo vasco y el concierto económico.

El acto se celebrará bajo el paraguas de la conmemoración del cuarenta aniversario del PP, nacido como Alianza Popular

Este acto se celebrará bajo el paraguas de la conmemoración del cuarenta aniversario del Partido Popular, nacido como Alianza Popular.  Aunque Manuel Fraga lo creó en 1976 no fue hasta marzo de 1977 cuando celebró su primer congreso fundacional. En puridad cumplió cuatro décadas en marzo pasado, pero la celebración del XVIII congreso del partido los días 20, 11 y 12 de febrero obligaron a retrasarlo. Por ello será entre la segunda quincena de septiembre y octubre cuando ponga en marcha un plan de actos con la celebración de otros cuatro foros cuyo objetivo es explicar «en qué ha contribuido el PP a lo que hoy es España, qué ha representado de bueno» y «qué ha aportado» a la democracia española, en palabras del coordinador general popular, Fernando Martínez-Maillo.

Los otros foros versarán sobre la Transición, Bienestar Social, Libertades y Construcción Europea para acabar en una gran convención con la intervención del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. Aún no está decidido si se invita a una persona fundamental para entender la historia de los populares, José María Aznar, quien prácticamente ha roto amarras con un partido en el que todavía sigue militando aunque dejó la presidencia de honor del mismo.

Aún no está decidido si se invitará a una persona fundamental para entender la historia popular, José María Aznar

«Es muy pronto para saberlo», señalan desde Génova. «Es una historia algo cansina», señalan, por su parte, desde FAES. Lo cierto es que la intensa actividad internacional de Aznar le obliga a cerrar agenda a meses vista y no queda tanto para ese septiembre, políticamente fundamental. La lejanía entre Rajoy y Aznar es cada día mayor, también entre FAES y el PP, hasta el punto de que el que fuera presidente del Gobierno parece más cerca ahora del líder de Ciudadanos, Albert Rivera. El año pasado fue noticia que la Fundación presidida por Aznar ponía fin a doce años de Campus de Verano para mudarse a la Complutense y no convocar ya a dirigentes populares ni, por supuesto a Rajoy para que clausurara. Este año ya no ha sido ni noticia.

Será la secretaria de Justicia y Libertades del PP, Mar Blanco,  la responsable de coordinar el foro de desarrollo territorial aunque el grueso del trabajo del aniversario recaerá sobre los vicesecretarios populares, esto es, el portavoz del PP, Pablo Casado; el responsable de política sectorial, Javier Maroto; la encargada de Estudios y Programas, Andrea Levy, y el veterano, Javier Arenas, al frente de política autonómica y municipal, todo ello bajo el mando del coordinador general popular, Fernando Martínez-Maillo.

Intento de aparentar normalidad

La celebración del PP, en el que será con toda probabilidad uno de los momentos más álgidos del procés, irá acompañado de una exposición fotográfica que resuma la vida del PP y otros actos en las diecisiete comunidades autónomas. Para los populares es una manera de dar normalidad política a una situación claramente anómala que amenaza de ruptura en el frente independentista con el triunfo del sector más duro.