La Audiencia de Palma ha desestimado ordenar el ingreso en prisión de los seis hermanos Ruiz-Mateos, que están condenados por estafa y alzamiento de bienes hace dos semanas, como había solicitado la Fiscalía, y deja en suspenso la ejecución de las penas hasta que el Tribunal Supremo resuelva el recurso que han planteado.

El rechazo de las medidas cautelares pedidas el pasado lunes por el fiscal anticorrupción Joan Carrau supone que Alfonso, José María, Pablo y Zoilo Ruíz-Mateos Rivero continuarán en libertad mientras el alto tribunal estudia sus alegaciones. Javier y Álvaro seguirán cumpliendo las penas cárcel que pesan sobre ellos por otras causas, aunque ya disfrutan de permisos.

Fueron condenados a penas de entre 6 años y medio y 5 años y 11 meses por estafa y alzamiento de bienes»

Carrau había solicitado para los seis hijos varones de José María Ruiz-Mateos prisión comunicada porque el pasado 4 de julio fueron condenados a penas de entre 6 años y medio y 5 años y 11 meses por estafa y alzamiento de bienes en la compra de sendos hoteles en Mallorca y Las Palmas. El fiscal argumentaba que, además de esta condena, todos tienen pendientes tres juicios en los que se enfrentarán a peticiones de pena de 26 años para cada uno, y además disponen de recursos económicos en el extranjero, lo que representa un riesgo de fuga.