Mariano Rajoy ha respondido al interrogatorio del abogado de Adade, Mariano Benítez de Lugo, durante su comparecencia sobre el juicio de Gürtel en la sede de la Audiencia Nacional en San Fernando de Henares (Madrid). Estas son algunas de las principales respuestas del presidente del Gobierno:

El director de campaña no se ocupa de cuestiones económicas, sólo políticas».

-«Jamás», responde a si tuvo noticias de donaciones ilícitas en el PP.

-«No he oído nada», sobre si hubo aportaciones en efectivo al PP.

-«Fue una reunión en que (Bárcenas) nos explicó que estaba en una situación difícil y que iba a dedicar a defenderse»·

-Le pareció «razonable» que Bárcenas tuviera una sala y un coche.

-Sobre el despido de Correa: «Lapuerta me dijo que algunos proveedores usaban el nombre del PP, pero que no tenía pruebas».

-No conocía a Correa: «A lo sumo, de saludarlo en algún acto público».

-«No tenía ninguna relación con el grupo del señor Correa. No hablaba con él, yo soy un político».

-Réplica al abogado Benítez de Lugo: «Las cosas son como son y no como a uno le gustaría que fueran».

-Aguirre «se iba a ocupar» de la parcela de Arganda tras la reunión con Lapuerta en la que se destapó la Gürtel.

-Sobre los papeles de Bárcenas: «Todo lo que se decía de mí era absolutamente falso».

-Sobre Ana Mato: «Yo la nombré ministra y tenía relación con ella».

-«Hasta donde yo sé», el partido le pagó un viaje a Canarias en 2004.

-«Yo no tenía ni la más remota idea de cuál era la agencia de viajes del PP. Yo no sacaba los billetes».

-«No sé quién es el señor Molpeceres».

-«¡En absoluto! ¿Cómo iba a hacerlo?», responde sobre si avaló las cuentas de Bárcenas.

-«No sé nada de las cuentas, no puedo aportarle nada. Lo siento mucho, señor letrado, pero es que no sé nada de este asunto».

-¿La cuenta en Suiza de Bárcenas? «Ni la más remota idea».

-Sobre los SMS de Bárcenas: «Hacemos lo que podemos signifca que no hicimos nada que pudiera perjudicar el proceso».

-«Nunca volví a llamarle y jamás volví a verle».

-«Como he explicado antes con meridiana claridad, el tesorero no me habló de ninguna trama».