Younes Abouyaaqoub, el único de los terroristas integrantes de la célula de Ripoll que ha conseguido huir de las fuerzas policiales, podría intentar volver a atentar. Así lo temen los responsables de la lucha antiterrorista que otorgan a Abouyaaqoub el papel de líder operativo de la célula yihadista que la noche del jueves atentó en Las Ramblas de Barcelona y el Paseo Marítimo de Cambrils provocando 15 muertos y más de un centenar de heridos.

Fuentes de la lucha antiterrorista han explicado a El Independiente que los responsables de la investigación sobre los atentados de Cataluña están convencidos de que Younes Abouyaaqoub actuó solo la tarde del jueves cuando decidió coger una de las tres furgonetas de las que disponía la célula y provocar una masacre en Las Ramblas, tras lo cual consiguió huir del cerco policial robando el Ford con el que atropelló a dos agentes de los Mossos en la Avenida Diagonal de Barcelona, para lo cual asesinó con arma blanca a su propietario, Pau Pérez.

El consejero de Interior del Govern, Joaquim Forn, ha confirmado este lunes que Abouyaaqoub conducía la furgoneta y que lo hacía sólo. El diario El País ha publicado algunas de las imágenes de las cámaras de seguridad que captaron al terrorista huyendo a pie por el mercado de La Boquería.

El terrorista Yunes Abouyaaqoub, huyendo a pie por el mercado de La Boquería.

El terrorista Yunes Abouyaaqoub, huyendo a pie por el mercado de La Boquería. EL PAÍS

Los actos de Abouyaaqoub, -el primer integrante de la célula que decidió actuar tras la explosión fortuita en la casa de Alcanar donde preparaban un atentado con explosivos– demuestran una determinación que ha llevado a la policía a señalar al huido como el líder operativo de la célula. Y advierten de las altísimas probabilidades de que intente volver a atentar, porque “cuando este tipo de terroristas radicalizados entran en la dinámica de matar es difícil que abandonen esa dinámica”, señalan estas fuentes.

Líder espiritual y líder operativo

Según la tesis que manejan las fuentes consultadas, el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty, sería el líder espiritual de la célula terrorista, mientras Abouyaaqoub ejercería el liderazgo operativo del grupo. Tanto su edad y experiencia, como el conocimiento del Corán daban a Satty las herramientas necesarias para actuar como “dinamizador” de la célula terrorista radicalizando a sus integrantes, formada por jóvenes residentes en Ripoll.

El propio Satty se habría radicalizado a raíz de su estancia en prisión, donde cumplió condena por un delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de hachís. El imán completó su radicalización en Bruselas, tras lo cual habría iniciado las tareas de captación.

Es Satty ejerció como imán de la comunidad de Annour, en Ripoll, desde 2015 hasta el pasado junio, cuando abandonó la localidad gerundense supuestamente para regresar a Marruecos, aunque no llegó a completar ese viaje. La investigación de los atentados apunta a que Es Satty sería uno de los dos hombres que murieron en la explosión de Alcanar, donde sus pupilos llevaban casi un año instalados.

Cambrils, la reacción a Younes

Las mismas fuentes dan por confirmado a un 99% la identificación de Younes Abouyaaqoub como el conductor de Las Ramblas, aunque el Major de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, evitó  confirmarlo y aseguró simplemente que el autor del atentado había sido identificado por sus huellas dactilares.

Las mismas fuentes creen que fue la iniciativa de Abouyaaqoub la que llevó a sus cinco compañeros a reaccionar con el ataque en Cambrils, donde su intención era agredir con arma blanca a los transeúntes del Paseo Marítimo. Todo ello, después de la explosión en su escondite en Alcanar, donde llevaban un año como okupas.

Trapero confirmó ayer que la célula preparaba en esta localidad de Tarragona un atentado con explosivos en Barcelona, que se frustró con la explosión provocada por la falta de pericia de los terroristas en el manejo de explosivos, así como el hallazgo de restos biológicos de dos personas en Alcanar.

El Mayor de los Mossos explicó además que los cinturones de explosivos simulados que llevaban los terroristas abatidos en Cambrils estaban inspirados en un modelo utilizado por el Daesh en otros atentados.

Trapero informó, por otro lado, que hoy se anunciarán cuatro nuevas medidas adicionales de prevención que se sumarán a las ya adoptadas dentro del dispositivo del nivel 4 de alerta antiterrorista, tras la reunión del dispositivo de valoración de la amenaza terrorista.