Los Mossos d’Esquadra investigan si Younes Abouyaaqoub, el autor del atentado en La Rambla de Barcelona, se refugió en el piso vacío de Vilafranca del Penedès (Barcelona) que registraron el martes, antes de ser abatido en una zona de viñedos situada a unos 15 kilómetros, en la localidad de Subirats.

Según han informado a Efe fuentes de la investigación, en el registro en la vivienda, que ha finalizado esta madrugada, los agentes han buscado pistas en el marco de las pesquisas que llevan a cabo para tratar de reconstruir los pasos que siguió Abouyaaqoub desde que perpetró el atentado, la tarde del pasado jueves 17 de agosto, hasta que fue abatido el lunes 21 por la tarde en Subirats.

La vivienda registrada, en la que no había nadie en su interior, está situada en la confluencia de las calles Ignasi Iglesias y la calle Montblanc de Vilafranca, que fueron acordonadas por los Mossos d’Esquadra.

La huida de la escena

Los investigadores mantienen como principal línea de investigación que, tras perpetrar la matanza en las Ramblas de Barcelona, donde embistió a más de un centenar de personas, Abouyaaqoub huyó a pie por la Boquería y cruzó la ciudad caminando y corriendo, hasta llegar a la Zona Universitaria, donde apuñaló mortalmente a Pau Pérez, que estaba aparcando su Ford Focus, con el que se saltó un control policial en la Diagonal.

Tras saltarse el control, Abouyaaqoub aparcó el coche, con el cadáver de Pau Pérez en los asientos posteriores, junto al edificio Walden de Sant Just Desvern (Barcelona), y ya se le perdió el rastro, hasta que fue localizado, gracias a la colaboración ciudadana, en Subirats, donde fue abatido.

Los Mossos sospechan que el terrorista estuvo solo en su huida y ahora tratan de determinar si utilizó el piso de Vilafranca como un refugio improvisado.

En el momento de ser abatido, Abuoyaaqoub llevaba una ropa distinta a la que vestía cuando cometió el atentado en La Rambla y mostró a los agentes un cinturón de explosivos, el cual resultó ser falso, que no se percibía en las imágenes de él que grabaron las cámaras de seguridad de La Boquería en su huida de Barcelona.