Ferraz ha remitido al PSOE andaluz la denuncia de un dirigente socialista gaditano, que reclama la sanción de altos cargos del Gobierno de Susana Díaz, alcaldes y hasta la presidenta de la Diputación de Cádiz, Irene García, secretaria general de la provincia, por incumplir la obligación de entregar al partido el 5% de su sueldo. El secretario de Organización, José Luis Ábalos, deja el caso en manos de su homólogo andaluz, Juan Cornejo, con el objetivo de que todos los cargos públicos donen al partido su cuota correspondiente. Pretende así evitar la confrontación entre ambas ejecutivas.

El 28 de agosto, Ferraz recibió una denuncia de Luis de la Torre, secretario de Administración y Patrimonio de la Ejecutiva del PSOE de Cádiz, que poco después ha presentado su precandidatura a secretario general de la provincia. En una carta, a la que ha tenido acceso El Independiente, comunica que altos cargos de la provincia llevan meses sin abonar el 5% de su sueldo al partido, como es preceptivo. Recuerda, además, que los estatutos aprobados en el último congreso federal, celebrado en junio, consideran este impago como una falta grave que puede ser sancionada.

“En concreto el artículo 88, apartado i, recoge como falta grave el incumplimiento de la obligación de pago de la cuota especial de cargo público por un periodo superior a tres meses y el artículo 90, punto 2, apartado b, dice que los supuestos de faltas graves pueden acarrear suspensión de afiliación y/o inhabilitación para el desempeño de cargo público u orgánico por un periodo de entre dos y dieciocho meses”, explica la misiva.

El PSOE de Cádiz admite posibles impagos “involuntarios”

Según la denuncia, dirigentes como Irene García, secretaria general del PSOE de Cádiz y presidenta de la Diputación, y su número 2 tanto en el partido como la institución, Juan Carlos Ruiz Boix, tienen impagos superiores a tres meses durante los ejercicios 2014, 2015, 2016 y 2017, por lo que “podrían ser inhabilitados”. “Te lo pongo en tu conocimiento para que se tomen las medidas más beneficiosas para el partido, de acuerdo con los estatutos federales”, explica la carta. Se da la circunstancia de que Irene García opta a la reelección como secretaria general del PSOE de Cádiz en las primarias a las que también ha presentado su precandidatura el denunciante.

La documentación interna sobre los pagos al partido que acompaña la denuncia muestra que la secretaria general y presidenta de la Diputación tiene deudas de hasta diez meses en el pago de los 209,48 euros que le corresponden por su sueldo de 70.000 euros. Su vicepresidente y vicesecretario general, Ruiz Boix, se encontraría en una situación similar. Por su parte, el número 2 de Susana Díaz en el PSOE-A, Juan Cornejo, también gaditano, sí aparece al día en el pago de los 95 euros mensuales de su nómina como senador. Aunque en la denuncia se cita a otros cargos públicos municipales y del Gobierno de Susana Díaz, la documentación anexa no demuestra esos impagos.

Por su parte, la secretaria de Organización del PSOE de Cádiz, Araceli Maese, ha explicado a El Independiente que la secretaria general y su vicesecretario están al día en el pago de esa cuota, aunque admite que ha podido producirse algún impago involuntario por motivos ajenos a su voluntad como problemas bancarios. “Si el banco por cualquier motivo rechaza el recibo no pasa nada, al mes siguiente se aumenta la cuota y se solventa”, asegura.

Explica, además, que para presentarse a las primarias provinciales no es necesario estar al corriente en la cuota del 5% del sueldo público, sino en la cuota ordinaria del partido. En ese sentido, detalla que algunos cargos municipales, como alcaldes y concejales, dejan de abonar esa cantidad cuando sus municipios pasan por dificultades financieras y no pueden cobrar su sueldo.

La controversia por el pago esta cuota se produce cuando el PSOE ha iniciado una campaña para intentar recaudar más dinero. El miércoles día 30, el partido envió un correo electrónico a sus militantes y cargos públicos para pedir donaciones, que pueden ser de 3, 5 ó 10 euros. Una fórmula parecida al crowdfunding que financió la campaña de Pedro Sánchez en las primarias. Horas después de la comparecencia del presidente del Gobierno en el Congreso por el caso Gürtel, el PSOE lanzó este mensaje instando a sus militantes y simpatizantes a colaborar económicamente para “echar a Rajoy de la Moncloa”.