El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha evidenciado hoy la “plena disponibilidad” para explorar junto al Govern “todas las fórmulas que haya” para lograr la máxima cantidad de espacios de votación en el 1-O, como podría ser el uso de locales de la Generalitat en Barcelona.

La alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, congeló la decisión de ceder o no los locales de votación que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, le había pedido poner a disposición para el 1-O, a la espera de que el Govern dé garantías de que no pondrá en riesgo a Ayuntamiento y funcionarios tras la suspensión del 1-O por parte del Tribunal Constitucional.

Pisarello se ha mostrado hoy “optimista” respecto a los contactos entre Generalitat y Ayuntamiento al respecto y ha evidenciado la “plena disponibilidad” del consistorio a “explorar todas las fórmulas para que haya la máxima cantidad de espacios en el 1-O”. “Reiterar que es evidente que desde el punto de vista institucional hemos de proteger la institución y garantizar la seguridad de nuestros trabajadores, pero debemos hacer todo lo posible para que la gente pueda votar y expresarse”, ha dicho.

Pisarello se ha mostrado hoy “optimista” respecto a los contactos entre Generalitat y Ayuntamiento al respecto

Preguntado sobre si la solución podría ser que la votación se llevara a cabo no en locales municipales, sino en espacios de la Generalitat en Barcelona, Pisarello ha recordado que “la Generalitat dispone de locales en que se puede participar y la ciudadanía pueda expresarse y votar”, que en el caso de Barcelona son “más del 70 por ciento” de titularidad del Gobierno catalán.

Ha admitido que esta posibilidad se debe “estudiar” y “explorar”, aunque ha recordado que existen más posibilidades que se están abordando entre Ayuntamiento y Generalitat para “conseguir por la fórmula que sea que haya máxima disponibilidad de locales posibles”. “Lo que debemos hacer es estudiar vías y fórmulas para, protegiendo la seguridad de los trabajadores, garantizar a través del diálogo entre administraciones que la gente que quiera expresarse también lo pueda hacer”, ha recalcado.

En este sentido, ha mostrado la “plena disponibilidad” de su ayuntamiento a hallar esas fórmulas y ha mostrado su “confianza y optimismo” en que con “prudencia y sentido común se llegará a una solución positiva”, si bien ha hecho un llamamiento a tener la “obligación de ser lo máximo de imaginativos posibles”.

Por otro lado, ha celebrado que el discurso de Sánchez demuestre la “rebelión que se produjo por parte de las clases populares del PSOE”, con mayor crítica al “centralismo, las políticas antisociales y la corrupción del PP”, pero ha lamentado que Sánchez no haya sido “más valiente” para “defender la plurinacionalidad” y “el reconocimiento explícito de la soberanía nacional de Cataluña y del derecho a decidir en un referéndum efectivo”.

Sobre el hecho de que el líder del PSOE haya abogado por mantener el pacto de gobierno en Barcelona aunque el Ayuntamiento apoyara el 1-O o cediera espacios municipales para el referéndum, Pisarello lo ha aplaudido. “Hemos de poner siempre por delante los intereses de los barceloneses. El pacto de gobierno es plenamente vigente y ha funcionado bien. Creemos que el PSC se ha acercado a muchas políticas defendidas por Barcelona en Comú y nosotros hemos aprendido mucho del gobierno compartido con el PSC”, ha dicho.