Hace diez meses que José Ramón Lete (San Sebastián, 1957) asumió la Presidencia del Consejo Superior de Deportes (CSD), un periodo en el que han sucedido muchas cosas. Una de las decisiones más relevantes ha sido la suspensión por un año de Ángel María Villar como presidente de la Federación Española de Fútbol (RFEF), tras su detención e ingreso en prisión en el marco de la operación Soule. Lete, antiguo jugador profesional de baloncesto, asegura que se sentiría orgulloso si cuando acabe su mandato es recordado como el “secretario de Estado de los Deportistas”.

PREGUNTA.-¿Ha hablado con Ángel María Villar desde que salió de prisión?
RESPUESTA.-No.

P.-¿Por qué cree que no dimite el suspendido presidente de la Federación Española de Fútbol?
R.-No tengo ni idea.

P.-Si no dimite, ¿el CSD apoyará la presentación de una moción de censura contra Villar?
R.-La hoja de ruta es clara. O hay una dimisión y se activa el proceso sustitutorio a través de elecciones a presidente o hay una moción de censura, como establece la orden electoral. El CSD se manifestó clarísimamente en el sentido de que la mejor manera de cerrar esta crisis en el fútbol español pasa por alguna de esas dos posibilidades. Y así me lo ratificaron cuando me reuní con todos los presidentes federativos autonómicos.

P.-¿Confía en que Villar dimita antes de que se active la vía de la moción de censura?
R.-Yo creo que es mejor dar un paso atrás antes de que te echen.

“Me sorprendió la detención de Villar, pero a la vista de los hechos había razones quizá suficientes”

P.-¿El CSD tiene algún candidato para presidir la RFEF?
R.-Nosotros no tenemos candidatos, ni preferidos ni no preferidos. Para nosotros, el mejor candidato es el que sea el mejor presidente y el que concite el mayor consenso posible.

P.-¿El CSD se plantea la posibilidad de desplazar funcionarios a la RFEF para controlar la gestión?
R.-Ahora mismo no tenemos razones de ningún tipo para que ese escenario se pueda producir. Yo sí he dicho que la tutela nos puede llevar hasta esa circunstancia. Pero hay competición, juega la selección… todo se está desarrollando con una cierta normalidad. Solamente en el supuesto de que hubiera alguna razón que lo aconsejara ejerceríamos todas nuestras funciones.

P.-¿Le sorprendió la detención de Villar?
R.-Al principio claro que me sorprendió. A la vista de los hechos había razones quizá suficientes.

P.-¿Usted es partidario de limitar la duración de los mandatos de los presidentes federativos?
R.-Sí, sí que lo soy.

¿Dimisión de Villar? Creo que siempre es mejor dar un paso atrás antes de que te echen”

P.-¿Y va a adoptar alguna medida en esa dirección?
R.-Sí. Hay dos vía para limitar los mandatos y siempre me he manifestado a favor de la autorregulación. De hecho, hay muchas federaciones que ya empiezan a asumir en sus códigos de conducta o de compliance que los presidentes deben tener limitados sus mandatos. Otra cosa diferente es si las federaciones, que son asociaciones privadas, deben tener limitados los mandatos por la vía de una ley o por la decisión de un Parlamento. Ésas son las dudas que yo sigo manteniendo. Yo prefiero que sea una autorregulación. Respondiendo a su pregunta, soy partidario de la limitación.

P.-¿Y cuál considera el presidente del CSD que debiera ser el periodo máximo al frente de una federación? ¿Ocho, doce años?
R.-Hay algunos ejemplos. Andalucía acaba de aprobar su ley y ha establecido 12 años. Yo creo más en poner una serie de controles porque el presidente puede ser malísimo el primer año de su mandato. No creo que la solución pase estrictamente por limitar los mandatos, sino por establecer unos controles y unos contrapesos por parte de otros órganos para el propio presidente. A través de la asamblea, el funcionamiento de la comisión delegada…

El mal existe, pero se lo vamos a poner complicado a los que quieren hacer trampas”

P.-¿Qué control que no existe hoy, a su juicio, sería necesario?
R.-No lo sé, no lo sé. Eso está en el debate. Yo lo que digo es que habría que pensar más en ese tipo de medidas. Darle más funciones a la comisión delegada, limitar algunas funciones de los presidentes para que sean ratificadas por otros órganos… A eso me refiero.

P.-¿Qué daño le está haciendo a la ‘marca España’ el escándalo de la Federación de Fútbol?
R.-Buenas noticias no son nunca, si bien la gente sabe distinguir. El éxito de nuestros deportistas está muy por encima de lo que pudiera ser una mancha en las estructuras organizativas y España sigue siendo respetada y admirada. Evidentemente no es una buena noticia, pero no sabría cuantificar el daño a la imagen.

P.-¿Qué explicación le encuentra que presidentes de dos de las federaciones más importantes, fútbol y el anterior dirigente del baloncesto (José Luis Sáez), estén siendo investigados por delitos de corrupción?
R.-Ningún delito de corrupción tiene justificación posible. Lo que tenemos que hacer es responder con absoluta contundencia y aplicando toda la legalidad en los casos que se denuncian.

P.-¿Qué lección ha aprendido con los escándalos del fútbol y el baloncesto?
R.-Instrumentos tenemos, sin perjuicio de que con esa modificación legislativa que vamos a empezar a abordar en próximas semanas profundicemos en algunos controles para la buena gobernanza y transparencia de las federaciones. Los controles y los castigos los tenemos en la legislación, no solamente en la parte administrativa sino también en la penal. El mal existe. Lo que tenemos que hacer es que aquellos que busquen atajos o cometan delitos sean perseguidos y castigados.

¿Si se ha personado el CSD en el caso del baloncesto? Es una buena pregunta. No me consta”

P.-Como usted dice, instrumentos hay ahora. ¿Qué es lo que ha fallado entonces?
R.-Siempre ha habido expedientes de reintegro, algunas irregularidades administrativas, disfunciones contables… No es la primera vez que se suspende o se ha fallado contra presidentes de federaciones. Eso lo ha habido siempre. Vamos a seguir ejerciendo nuestras funciones con la máxima contundencia y el máximo rigor. El mal existe, pero se lo vamos a poner complicado a los que quieren hacer trampas.

P.-¿Entiende que su antecesor en el cargo no acudiera directamente a la Fiscalía, como sí ha sucedido con Villar, ante los numerosos indicios de irregularidades que le presentó el Comité de Auditoría de la Federación Española de Baloncesto (FEB) por la actuación de José Luis Sáez?
R.-Sí lo hizo.

P.-No, envió el caso al Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) tras ordenar una auditoría complementaria…
R.-Y del TAD se mandó a la Fiscalía. Imagino que querrían tener las cosas claras y el expediente completo para no cometer ningún desliz.

P.-¿El CSD ha solicitado la personación en el procedimiento que un juzgado de Madrid sigue contra Sáez tras constatar su organismo el desvío de ayudas públicas?R.-Es una buena pregunta. No me consta.

P.-El CSD reclama a la Federación Española de Baloncesto la devolución de 336.000 euros por desvío de ayudas para proyectos solidarios. ¿No es un argumento de peso para que el CSD se persone en la causa como acusación particular?
R.-No, no, no. Una solicitud de reintegro puede estar motivada porque presentas la documentación fuera de plazo, puede haber una solicitud parcial -caso de la Federación de Baloncesto- porque justificas gastos de forma no adecuada… No necesariamente significa que no se haya hecho la actividad y que haya un ilícito penal. Si del expediente se deduce que ha podido cometerse irregularidad administrativa se manda al TAD para que se abra expediente disciplinario. Y si se diera el caso se enviaría a la Fiscalía.

Hay que ser respetuoso, pero no me gustan muchas cosas que hacen las federaciones”

P.-¿Usted apoya que el presidente de una federación que está cumpliendo un plan de saneamiento por acumular más de 5,6 millones de euros en pérdidas en los dos últimos años tenga un sueldo de 130.000 euros al año, caso de Jorge Garbajosa?
R.-El sueldo de los presidentes, según la Ley del Deporte, no se puede justificar con cargo al dinero público. Me guste más o me guste menos soy respetuoso con la capacidad soberana que tiene la asamblea para aprobar los presupuestos y, por tanto, el sueldo del presidente. Creo que no nos queda otra opción que ser respetuoso con las competencias de cada cual. En algunos casos, no me gustan muchas cosas que hacen las federaciones.

P.-¿Por ejemplo?
R.-Hablo en términos generales. Quiero decir que no todas las cosas que hacen las federaciones me gustan.

P.-¿Con qué objetivos se afronta la preparación con vistas a Tokyo 2020?
R.-En plenitud. Nuestros deportistas están demostrando en lo que va de año un potencial extraordinario. Estamos en las mejores condiciones para ser optimistas en cuanto a los resultados en Tokyo.

P.-¿La recuperación económica también se está notando en el incremento de patrocinadores en el Plan ADO?
R.-De momento, no. Esperemos que sí. Tenemos que trabajar más profundamente en esto, tenemos que revisar algunas cuestiones para seducir a los patrocinadores. Seguramente el modelo fiscal limita mucho la posibilidad de que entren nuevos patrocinios. Es un trabajo que tenemos por delante ahora que empezamos a ver la recuperación.

P.-Uno de los compromisos asumidos por usted es la lucha contra el dopaje. ¿Qué medidas ha impulsado en este terreno?
R.-La única medida que tenemos que cumplir, que no es poco, es cumplir con el Código Mundial Antidopaje. Ya estamos en situación de cumplimiento, con el laboratorio a pleno funcionamiento. Nuestro mensaje es claro: tolerancia cero con el dopaje.