Nuevo episodio de la escalada verbal entre Kim Jong Un y Donald Trump. El líder de Corea del Norte ha advertido este viernes de que está considerando «las contramedidas más duras de la historia» contra Estados Unidos en respuesta a las declaraciones del presidente estadounidense ante la Asamblea General de Naciones Unidas, en las que se mostró dispuesto a «destruir totalmente» el país asiático si continúa con sus amenazas.

«Mientras Trump siga siendo la cara del mundo y después de que haya denunciado e insultado al Estado (norcoreano), formulando la declaración de guerra más brutal de erradicar nuestra república, consideraré el más alto nivel de duras contramedidas en la historia», ha dicho en su comunicado.

«Pienso mucho en qué respuesta esperaba (Trump) cuando permitió que semejantes declaraciones excéntricas salieran de su lengua», ha afirmado, tal y como ha recogido la agencia estatal norcoreana de noticias, KCNA.

«Sea lo que sea lo que esperaba Trump, hará frente a resultados más allá de sus expectativas», ha añadido Kim, quien ha descrito además al presidente estadounidense como «una persona trastornada» y «senil».

El pasado martes, el presidente de los Estados Unidos elevó el tono de la confrontación con Corea del Norte ante la Asamblea General de las Naciones Unidas. Durante su discurso, el dirigente norteamericano acusó al gobierno de Corea del Norte de ser “una banda de criminales” responsable “de la matanza de millones de sus ciudadanos” y ha recordado que ante un ataque norcoreano, Estados Unidos “no tendrá otra opción más que destruir por completo” al país asiático.