Los colegios escogidos como sedes electorales se han convertido en el último campo de batalla para la celebración del referéndum independentista del 1-O, y en esa batalla las plataformas independentistas han movilizado ya a claustros y asociaciones de padres. La última muestra, el comunicado que algunas Ampas han empezado a distribuir por grupos de wasap con instrucciones para forzar la apertura de los colegios.

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Las instrucciones de Escoles Obertes (escuelas abiertas) la plataforma que esta tarde recibe con todos los honores el presidente Carles Puigdemont en el Palau de la Generalitat, pide a los padres que se presenten a las 7 de la mañana en los colegios electorales para ocuparlos y colocar la cartelería que de aspecto «institucional» a las instalaciones. «Si no se puede entrar, en ningún caso usaremos la violencia» añade el texto, que pide «usar la audacia» para entrar en los centros de votación.

«El Estado, a través de la Fiscalía, envía a los Mossos» añade la nota, y «el Govern no está de acuerdo pero no puede hacer nada por evitarlo». Por ello, conmina a acudir masivamente a los colegios pero advierte: «es importante no enfrentarse a los Mossos, esta es la imagen que quiere el Estado. Esto no impide la resistencia pasiva».

En esa resistencia, el texto pide «colas ordenadas» y evitar espectáculos. «No estamos haciendo una manifestación, estamos ejerciendo la soberanía popular y ayudando a la Generalitat a hacer el referéndum». Y deja claro que el objetivo es conseguir una imagen de impacto: «las imágenes que proyectemos deben ser del máximo respeto por la institución y el procedimiento refrendario. En ningún caso está autorizado utilizar urnas y material electoral fuera del recinto oficial».

Esta misma organización ha reunido hoy a 400 profesores en un acto de apoyo al referéndum en el que simbólicamente ha entregado las llaves de sus centros al presidente de la Generalitat y se han comprometido. Una respuesta a las advertencias del delegado del Gobierno, Enric Millo, y de la Fiscalía, que en los últimos días ha recordado a los directores de centros públicos su responsabilidad en la cesión de los espacios.

Puigdemont: «gracias por lo que haréis»

«Llamamos a maestros, padres, madres, alumnos, para que nos ayuden a garantizar la libertad de expresión hoy amenazada organizando colas de gente para garantizar que todos podamos votar» reza el manifiesto leído por los líderes de Escoles Obertes para dejar clara su negativa a acatar los mandatos judiciales.

«Gracias por lo que habéis hecho y por lo que haréis para acompañar a la gente en el ejercicio casi épico de ir a votar» ha respondido Puigdemont. «Habéis sido objeto de intimidaciones y amenazas que coartan vuestra libertad» ha añadido, para asegurar que él y su gobierno asumen toda la responsabilidad de lo que suceda el domingo y anunciar que «llegaremos hasta el final. Sentiros libres de la responsabilidad». Un mensaje dirigido sobre todo a los directores de instituto que han expresado su preocupación por la responsabilidad que asumirán si abren sus centros el 1-O siguiendo unas consignas del Govern que solo llegan de forma oral.

Puigdemont ha hecho estas consideraciones en un acto en el Pati dels Tarongers, ante unos 400 profesores que han recibido al president y a la consellera de Educación, Clara Ponsatí, al grito de “votaremos” y “abriremos”.