La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha anunciado que el Ayuntamiento denunciará en los juzgados las cargas policiales contra los ciudadanos en los colegios electorales del referéndum, después de que ya lo haya hecho el Govern.

En una entrevista de Rac 1 este lunes recogida por Europa Press, Colau ha asegurado que “hubo una situación de excepción que no es aceptable bajo ningún concepto”. “Ayer lo que vivimos en Catalunya, en diferentes lugares, es la cobardía de un presidente de Estado que envió a miles de policías con la consigna de explayarse y encarnizarse con una población indefensa”, ha afirmado.

“No era una actuación policial normal”, ha dicho la edil barcelonesa, además de asegurar que han recabado casos de agresiones sexuales a mujeres durante algunas cargas. “Ayer en Barcelona miles de ciudadanos desafortunadamente se vieron amenazados en sus derechos y libertades, y muchos fueron agredidos”, ha indicado. Según ella, ahora la obligación del Ayuntamiento es apoyar a la gente afectada e para iniciar una causa que exija responsabilidades correspondientes.

Por su parte, el Ministerio del Interior ha respondido a estas palabras anunciando que pondrá en conocimiento de la Fiscalía las declaraciones de Ada Colau en las que acusaba de agresiones sexuales. El departamento que dirige Juan Ignacio Zoido cree que la alcaldesa de Barcelona podría haber cometido un delito de injurias a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado.

En su artículo 504.2 el Código Penal prevé penas de multa “de 12 a 18 meses” para aquellos que “injuriaren o amenazaran gravemente a los Ejércitos, Clases o Cuerpos y Fuerzas de Seguridad”.

Llamada a Millo

Colau ha indicado que contactó la tarde de este domingo con el delegado del Gobierno, Enric Millo, para decirle “que era imprescindible parar la actuación policial que no tenía ninguna justificación” y afearle que fuera una actuación contra la población.

Preguntada sobre la actuación de los Mossos, ha explicado que su testimonio directo ha sido “una actuación proporcionada y lógica según criterios policiales de proporcionalidad y oportunidad”.

Ha valorado que tras la jornada del domingo la comunidad internacional y Europa se ha dado cuenta de que no es solo un tema de Catalunya y España sino “una cuestión de derechos fundamentales y libertades”, y ha añadido que Europa y la comunidad internacional pueden tener un papel clave.