Super 3 es uno de los canales autonómicos que sólo se pueden ver en Cataluña. Es el dial temático de TV3 dedicado a los niños, en el que se incluyen los contenidos habituales de este tipo de público y, además, un informativo en el que se explican temas de actualidad con una visión más sencilla que recibe el nombre de Info-K.

En uno de los vídeos emitidos el pasado 2 de octubre, este espacio informativo explica todo lo ocurrido durante la jornada del 1 de octubre, en la que se celebró el referéndum ilegal de independencia. Con un aire de historia épica, la narradora cuenta en catalán cómo los voluntarios del referéndum habían escondido las urnas, calificadas como “uno de los tesoros más preciados por todo el mundo”, en los lugares más insospechados para esquivar a la Policía Nacional y la Guardia Civil.

Con un tono de cuento para niños, el vídeo relata las peripecias del president, Carles Puigdemont, cambiando de coche para dar esquinazo al helicóptero de la Guardia Civil que le seguía durante su camino a las votaciones.

Por supuesto, los Mossos y los agentes de Policía y Guardia Civil se llevan gran parte del protagonismo. Tras pintar como héroes a los voluntarios del referéndum, el canal Super 3 relata cómo los agentes de los Mossos obviaron las órdenes del “Gobierno español” y que “muchas personas les están agradecidas” por ello. Mientras, las imágenes muestran a grandes grupos de personas aplaudiendo a miembros de la policía autonómica durante su criticada actuación en la jornada de la consulta.

El contraste llega cuando se resalta el papel de los agentes del resto de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. De ellos se dice que usaron “la fuerza para entrar en los centros de votación” y se denuncia que “la Policía española agredió a las personas que intentaban impedir que entrasen” y que lo hicieron “en algunos casos con mucha violencia”.

En ese momento la pantalla no mostraba aplausos, sino los momentos en los que agentes de la Guardia Civil golpean una puerta de cristal para intentar acceder a uno de los espacios en los que estaban instaladas urnas para votar.

Segundos después se personaliza la figura del Gobierno español en la presidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, a la vez que la voz en off explica que “los políticos españoles” justificaban “el uso de la violencia necesaria para conseguir su objetivo: frenar el referéndum”.

La pieza dentro de este informativo termina con un recuento de heridos, que según Super 3 alcanzaba las 900 personas, dos de ellas graves.

Los espacios de dudoso corte infantil están por todas partes en este canal. Cuando se accede a los contenidos a través del portal online del canal, el resto de contenidos sugeridos son piezas como “¿Qué es un referéndum?”, “¿Cómo hemos llegado hasta aquí?” o “Mañana se ha convocado una huelga general”, que se combinan con otros espacios titulados “la libertad de expresión”.

TV3 se defiende

El jefe de informativos de TV3, David Bassa, se ha defendido de las críticas en palabras a Vertele, explicando que el espacio lleva en antena 16 años. “Es un programa reconocido internaionalmente, con numerosos premios, entre ellos uno de Unicef”, ha explicado.

En Info-K “se abordan todos los temas de actualidad, incluso los más complicados”, ha dicho Bassa, que ha recordado que el programa ha abordado temas como el conflicto palestino, los abusos sexuales o los atentados terroristas de Barcelona de este mismo verano.

“Nunca se deja de abordar ningún tema por espinoso que sea”, ha añadido Bassa. “Muchos niños han llegado a su escuela y se han encontrado cristales rotos, armarios rotos, juguetes rotos… y los maestros han tenido que hacer sobreesfuerzos para explicar que estaban rotos por la policía”.

“Si hablar del referéndum es adoctrinamiento, entonces también están adoctrinando la BBC y la televisión holandesa”, añade, y afirma que el problema “es de los medios y el Gobierno que creen que hablar de ciertos temas es adoctrinar”, ha asegurado Bassa.