El diputado de la CUP Carles Riera ha pedido este viernes que el Parlament declare la independencia el martes 10 de octubre y empiece a aplicar la ley de transitoriedad jurídica sin más dilaciones: “Es ineludible e inaplazable”.

Lo ha dicho en rueda de prensa desde la Cámara catalana, donde ha explicado que esta declaración debería producirse en la comparecencia que el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, tiene prevista ante el pleno para ese día de la semana que viene.

Riera ha precisado que esta declaración debe incluir explícitamente la entrada en vigor inmediata de la ley de ‘desconexión’ de transitoriedad jurídica y no aceptarán el “escenario” de aprobar una declaración de independencia ‘en diferido’ que se aplique en dentro de unos meses.

Según Riera, el pleno se debería haber realizado esta misma semana “y ha sido una decisión del Govern situarlo en una fecha más lejana, no es nuestra opción, no es lo que queríamos, por fidelidad a la ley y al mandato recibido, el pleno se tenía que haber hecho mucho antes pero, desgraciadamente, esto no es lo que ha querido el Govern”. “No obstante, -ha matizado- expresamos nuestra confianza en el presidente y no nos imaginamos que JxSí pueda tener una opción diferente, confiamos en que será fiel al mandato recibido y que aunque sea tarde, hará efectiva la ratificación de los resultados del referéndum y la declaración de independencia”.

No hay todavía una decisión adoptada sobre si la declaración de independencia será votada o no “porque quién ya ha votado ha sido la ciudadanía”, pero ha reconocido que trabajan “en el texto de la declaración que queremos que sea asumida por el Parlament”. Sobre el recorrido y efectividad que pueda tener una declaración unilateral de independencia, Riera ha apuntado que aprobarla “no significa que la nueva república ya esté construida al día siguiente, porque (la declaración) tiene que ir seguida de un período de transitoriedad y de inicio del proceso constituyente”.

“Ha llegado el momento” de ejercer “la autodeterminación”

Riera ha explicado que la CUP valora muy positivamente “tanto el referéndum como la huelga general del pasado día 3” que tienen, ha dicho, “un carácter inédito y sin precedentes en nuestro país y en Europa, además de una trascendencia histórica indudable”. “Por fidelidad al mandato expresado por el pueblo catalán entendemos que ha llegado el momento ineludible de que desde las instituciones se ejerza la autodeterminación, porque la ciudadanía ya la ha ejercido”, ha señalado.

Sobre una posible mediación y una mesa de diálogo, la CUP “siempre estará de acuerdo”, ha afirmado Riera, pero ha recordado que “para ello es indispensable que ambas partes admitan que hay un conflicto y que Cataluña es un sujeto político con derecho a ejercer su soberanía”.

Riera ha expresado su solidaridad con las personas que hoy han tenido que declarar ante la Audiencia Nacional, los presidentes de las dos principales entidades soberanistas (ANC y Òmnium) y el mayor de los Mossos d’Esquadra.

También ha confirmado que la CUP ha presentado en los juzgados una denuncia contra la Policía Nacional “por haber intentado invadir” su sede “sin orden judicial y por haberla asediado durante más de 7 horas”.

 

 

 

 

 

Además,  Riera ha recordado a los ciudadanos y a las instituciones que si lo desean pueden “modificar las relaciones económicas y comerciales” con las empresas que están trasladando sus sedes sociales fuera de Cataluña por el proceso independentista. “Nos consta que hay actores que lo están haciendo. Lo apoyamos y lo celebramos. Hay alternativas incluso mejores”, ha defendido en una rueda de prensa este viernes desde la Cámara catalana.

Asimismo, ha criticado el decreto del Gobierno central que busca facilitar el traslado de estas empresas fuera de Cataluña y ha ironizado sobre que los “neoliberales” del PP hagan normas para intervenir el mercado cuando su política tradicional es la contraria.