Por correo electrónico y «temporalmente». Así se ha producido la ‘independencia’ de Cataluña de la delegación española en el Comité Europeo de las Regiones, uno de los primeros pasos de la pretendida suficiencia operativa internacional que la Generalitat trata de visibilizar ante Europa como argumento para respaldar una futura Declaración Unilateral de Independencia.

Este viernes, el autoproclamado Representante Permanente ante la Unión Europea de la Comunidad Autónoma de Cataluña, Amadeu Altafaj, ha enviado un e-mail informando de esta situación a los miembros suplentes de la delegación española en el Comité de las Regiones, uno de los órganos consultivos con el que cotejan la legislación que afecte a administraciones locales y regionales los principales órganos de la Unión: Comisión Europea, Consejo de la UE y Parlamento Europeo.

«A raíz de los acontecimientos registrados en Cataluña durante las últimas semanas y muy especialmente el pasado domingo 1 de octubre, el Gobierno de la Generalitat de Catalunya suspende temporalmente su participación en la delegación española en el Comité de las Regiones», dice el e-mail remitido por Altafaj y al que ha tenido acceso El Independiente.

Texto del e-mail enviado por Altafaj a los suplentes de la delegación española.

Texto del e-mail enviado por Altafaj a los suplentes de la delegación española. EL INDEPENDIENTE

En esta comunicación, el representante catalán en esta delegación añade que «por lo demás, seguiremos desarrollando con normalidad nuestra representación en el CdR y en el grupo político al que estamos adscritos».

Altafaj es periodista de formación y fue portavoz del área económica de la Comisión Europea en plena crisis financiera. A finales de 2014, el gobierno de la Generalitat anunció la creación del puesto de Representante Permanente ante la Unión Europea como pilar de la estrategia internacional del Govern.

Desacreditado por la Comisión

Inmediatamente, el PP se dirigió a la Comisión Europea para cuestionar el tratamiento que recibiría por parte de Bruselas. La respuesta llegó por parte del vicepresidente Frans Timmermans, que aclaró que no consideraba a Altafaj un interlocutor válido y que cualquier gestión debía seguir canalizándose a través de la delegación española.

En septiembre de 2016, de hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña suspendió temporalmente el tratamiento de Altafaj como Representante Permanente, aunque es ésta la terminología que acompaña a su ficha en el listado de miembros de la delegación española ante el Comité de las Regiones.

El presidente de esa delegación es el actual líder de la Comunidad Valenciana, el socialista Ximo Puig. Entre sus 21 miembros se encuentran también Susana Díaz, Cristina Cifuentes, Alberto Núñez Feijóo, Javier Fernández, Iñigo Urkullu, Francina Armengol, Guillermo Fernández Vara, Emiliano García-Page, Fernando Clavijo o Francisco Javier Lambán.

No son ellos, sin embargo, quienes operan en el día a día del órgano, sino sus suplentes. Altafaj, de hecho, es el suplente de Maria Badia i Cuchet, secretaria de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea de Cataluña.

Fuentes consultadas por El Independiente han confirmado que integrantes de la delegación española viajarán a Bruselas a principios de la próxima semana y que tratarán este tema en el pleno del Comité. Las comunidades gobernadas por el PP ya han dirigido un escrito al presidente del grupo del PP europeo en el Comité, Michael Schneider, para recalcar la existencia de un criterio conjunto y el apoyo al Gobierno central.