Carles Puigdemont ha efectuado a través de TV3 una declaración institucional -grabada previamente- en la que ha valorado el cese del Govern por parte del Ejecutivo central como primer paso de la aplicación del artículo 155. Un mensaje en el que ha pedido a los catalanes que no acaten esa aplicación del 155. “Son los parlamentos los que escogen o cesan a los presidentes”, ha argumentado para mantener la vigencia de su gobierno.

Menos de doce horas después de la proclamación de la independencia en el Parlament, el silencio del Palau de la Generalitat se había hecho insoportable para unos independentistas que han visto como el Gobierno avanza inexorablemente en la aplicación del 155, con el cese del Gobierno y altos cargos, la reestructuración de la Consejería de Interior y, sobre todo, la convocatoria de elecciones.

No tenemos, ni queremos, la razón de la fuerza” afirma Puigdemont

“Vuestra reacción”, ha advertido Puigdemont dirigiéndose a la gente, “es la de un país maduro”. “No tenemos, ni queremos, la razón de la fuerza” ha añadido para insistir en el pacifismo del movimiento independentista. En este contexto ha pedido “respeto a personas, símbolos y opiniones y de las protestas de los catalanes que no están de acuerdo con la decisión de la mayoría”.

Uno de los grandes temores en los próximos días es mantener la seguridad ciudadana en un momento en el que los defensores de la independencia están fuertemente movilizados y se especula con las consecuencias de que las entidades soberanistas llamen a defender la república en la calle, como de hecho ya se ha reclamado desde la CUP.

El presidente no se ha referido directamente a esa movilización en la calle, pero ha pedido, eso sí, “seguir defendiendo” la etapa “en la que hemos entrado” en referencia a la declaración de independencia y la proclamación de la república catalana. Puigdemont dejaba claro así que no acata el cese decretado por el Gobierno en aplicación del artículo 155.

“El mensaje que os quiero dirigir es que tengamos paciencia, perseverancia y perspectiva. Debemos oponernos de forma democrática a la aplicación del 155, que es una agresión premeditada”, ha afirmado el político, pidiendo una vez más que los ciudadanos actúen de “manera pacífica”.

Puigdemont ha pedido “vincularse con los pueblos de España” y ha vuelto a llamar a los ciudadanos a la resistencia pacífica frente y respeto a la pluralidad de opiniones.

Como curiosidad, Carles Puigdemont almorzaba en un restaurante de Girona situado en la céntrica Plaça del Vi, donde se ubica el ayuntamiento, durante la emisión de su mensaje institucional. También se ha fotografiado en la calle con diversos ciudadanos antes de grabar esa comparecencia en la delegación de la Generalitat en la capital gerundense, muy próxima a la sede consistorial. Varias personas han publicado en las redes sociales esas instantáneas.

La presencia de Carles Puigdemont en Girona coincide con las fiestas patronales de la ciudad, Sant Narcís, que se celebran durante estos días.