Las comisarias de los Mossos d’Esquadra han recibido una nota en la que se les ordena retirar de los despachos y las dependencias policiales las fotos y retratos de Carles Puigdemont y del resto de miembros cesados del Govern de la Generalitat, cesado por el Gobierno español en virtud de la aplicación del artículo 155 de la Constitución, según ha adelantado El País.

Este comunicado interno, una breve nota, especifica que deben retirarse estas imágenes de las edificios oficiales de los Mossos. En algunos despachos hay fotos del propio Puigdemont que, ahora, deben ser retiradas como ordena esta comunicación.

La medida se suma a las últimas decisiones que han modificado la cúpula de la Policía Autonómica. Josep Lluís Trapero, uno de los intocables de la Generalitat, ha sido cesado de la jefatura de los Mossos para poner en el cargo a su número dos, Ferrán López, que ya se ha puesto en contacto con los agentes a través de una carta.

Del mismo modo, esta orden va relacionada con la que ha puesto fin al servicio de escolta que hasta ahora tenían los consellers del Govern, que desde la noche del pasado viernes, cuando se proclamó la independencia y comenzó la aplicación del 155, ya se quedaban sin servicio de protección. Sí que lo mantienen el ya ex president Carles Puigdemont, así como su predecesor en el cargo, Artur Mas.