La prisión provisional decretada por la Audiencia Nacional para todos los miembros del Govern de la Generalitat a excepción de Santi Vila ha provocado un terremoto político donde el primero en reaccionar ha sido el líder de Podemos, Pablo Iglesias, que ha pedido la “libertad” para los “presos políticos” y se ha reconocido “avergonzado” por el hecho de que se hayan encarcelado a “opositores”. Estas valoraciones llegan el mismo día en que el diputado de Unidos Podemos Xavi Domènech haya anunciado que llevarán en su programa electoral la “amnistía” para todos los encausados a raíz del referéndum ilegal del 1-O y de la declaración de independencia.

“Me avergüenza que en mi país se encarcele e opositores”ha manifestado Iglesias en la red social Twitter, a pesar de que los encarcelados no estaban en la oposición catalana sino que formaban parte del Govern. “No queremos la independencia de Cataluña pero hoy decimos: libertad presos políticos”, ha señalado el líder de Podemos. Estas reacciones llegan después de que la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, haya accedido a la petición de la Fiscalía y ha decretado prisión provisional incondicional para los ex consellers de la Generalitat de Cataluña acusados de delitos de rebelión, sedición y malversación. Se trata del ex vicepresidente Oriol Junqueras y los ex consejeros Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Carles Mundó, Josep Rull y Dolors Bassa. Para Santi Vila se ha decretado prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros.

Pablo Echenique, secretario de Organización del partido, se ha mostrado aún más contundente y ha relacionado las detenciones con el nazismo. “Mira, justo lo que pedían los neonazis a las puertas de la Audiencia Nacional. Más gaoslina, más irresponsabilidad, más odio”, criticaba el dirigente de Podemos acompañado por la noticia de las detenciones.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha calificado la jornada como “Día negro para Cataluña” sólo unas horas después de apoyar en el pleno del ayuntamiento una iniciativa por la que reconocía como “legítimo” al Govern cesado de Carles Puigdemont. “Día negro para Cataluña. El govern escogido democráticamente en las urnas, a prisión. Frente común para conseguir liberar a los presos políticos”, ha determinado Colau, sin determinar a quién interpela en su referencia al “frente común”.

La decisión judicial ha generado unanimidad entre los líderes de Podemos estatal y su filial catalana, que se encuentran en pie de guerra desde el pasado domingo, cuando Pablo Iglesias tomó el control del partido y le impuso una consulta interna. En este caso, Albano Dante Fachin, líder de Podem Catalunya, se ha pronunciado en el mismo sentido que sus compañeros de filas. “Con la misma fuerza que he criticado este Govern encarcelado, trabajaré para que esté libre. No pasarán”, ha defendido en las redes.

Por parte de IU, su coordinador general, Alberto Garzón, ha calificado las detenciones como una “barbaridad” y una “decisión lamentable de la Audiencia Nacional”. “Delito inexistente (rebelión), falta de competencias (AN) y medidas desproporcionadas. No es democracia”, ha apuntado en las redes.

El PSOE responde a Ada Colau

Uno de los barones del PSOE, el presidente expremeño Guillermo Fernández Vara, ha respondido a la alcaldesa de Barcelona, a la que ha reprochado su falta de crítica a la declaración de independencia. El socialista ha emitido varios mensajes en las redes sociales en los que explica su posición. “Estimada Ada Colau. Hoy es otro día negro, consecuencia de los días negros que hemos vivido porque algunos decidieron situarse fuera de la ley”, comienza Vara.

“Son tiempos de prudencia y serenidad en las opiniones. Pero de verdad alguien pensó que lo que se estaba haciendo era un juego?”, se preguntaba el socialista en las redes, antes de salir en defensa de la independencia judicial. “Lo mejor para todos nosotros los políticos hubiera sido otra decisión de los jueces y la libertad. Pero los jueces son independientes”.

Otra de las figuras relevantes del panorama político que han reaccionado a la detención es el líder de EH Bildu, Arnaldo Otegi, que también ha pedido la libertad para los “presos políticos”. “Quienes no extraditan torturadores del franquismo, encarcelan a los republicanos catalanes. El sábado todos a Bilbo. “, ha defendido en las redes.

El independentismo se vuelca en la causa

Distintas voces desde el sector independentista se han volcado en denunciar la medida. El ex conseller de Economía Oriol Junqueras, condenado a prisión provisional por la Audiencia Nacional, ha utilizado esta decisión judicial para darle tintes plebiscitarios a las elecciones del 21D.”Haced cada día todo lo que esté a vuestro alcance para que el bien derrote al mal en las urnas el 21D. De pie, con determinación y hasta la victoria”, ha señalado Junqueras en la red social Twitter.

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que ha acudido este jueves al Tribunal Supremo a declarar, también ha criticado la decisión. “Envían a prisión al gobierno democráticamente elegido. Injusto. Indecente. Estamos con vosotros y vuestras familias”, ha señalado en las redes.